Economía

El turismo respira tras la tregua en los aeropuertos españoles

AENA y sindicatos alcanzan un principio de acuerdo para evitar la huelga

el 16 mar 2011 / 07:10 h.

No se paralizarán los aeropuertos españoles en Semana Santa, el Primero de Mayo y las vacaciones de verano, al menos en principio. Los sindicatos CCOO, UGT y USO en AENA llegaron en la madrugada de ayer a un preacuerdo con el gestor aeroportuario que deberá ser refrendado por las asambleas de los sindicatos y ratificado por los trabajadores de AENA en referéndum, según anunció el portavoz de CCOO, José Manuel Lorenzo, tras una maratoniana jornada de negociaciones de cerca de 17 horas de duración.

Dicho principio de acuerdo desconvocaría la huelga de manera efectiva una vez sea refrendado por sus 11.000 trabajadores, lo que podría suceder a mediados o finales de la semana que viene -los trabajadores de Barajas lo deciden hoy-, concretó el portavoz. Además, supone un respiro para el sector turístico, que veía peligrar una de sus temporadas más importantes, la Semana Santa.

Según los sindicatos, uno de los puntos principales es que el convenio colectivo se aplicará a todos los trabajadores de AENA independientemente de en qué empresa trabajen, incluidas las concesionarias, "con todos sus efectos". Dicho convenio tendrá vigencia hasta 2018.

El segundo punto fuerte consiste en que AENA tendrá "presencia" en el consejo de administración de las sociedades concesionarias del nuevo modelo, concretamente en los de los aeropuertos de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat. Contempla también el mantenimiento de los puestos de trabajo y de las condiciones laborales de los trabajadores de AENA, de AENA aeropuertos y de las concesionarias.

El secretario de Estado de Transportes, Isaías Táboas, consideró que "el sector turístico y los ciudadanos pueden estar confiados en que podrán viajar durante la Semana Santa". El acuerdo llegó en la segunda reunión después de que la del pasado jueves fracasase. La huelga podría haber afectado hasta a 12 millones de pasajeros y en torno a 114.000 vuelos, según la Asociación de Compañías Españolas de Transporte Aéreo (Aceta).

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez, afirmó que el acuerdo garantiza la plena normalidad de los aeropuertos españoles y circulación de los pasajeros durante los 22 días que preveía el paro. En esta línea, el ministro de Fomento, José Blanco, celebró la noticia al considerar que se trata de "un buen acuerdo", y agradeció a los sindicatos su voluntad de diálogo.

Por su lado, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, denunció los "ataques" y los intentos de "arrinconar" proferidos contra los trabajadores de AENA por amenazar con una huelga en fechas señaladas, al tiempo que confió en que el acuerdo acabe ratificándose en el referéndum de las asambleas.

El PP consideró que el acuerdo "ha parado un desaguisado tremendo" pero espera que haya más seriedad del Gobierno en materia de gestión de aeropuertos.

Tranquilidad. El alivio fue generalizado en el turismo. "Espero que con esta rápida solución quede menguado el perjuicio sobre el sector y que, si se nota, sea el menor posible", dijo el presidente del Consejo de Turismo de CEOE, Joan Gaspart.

Por su parte, la Federación Andaluza de Hostelería, aunque reconoció que "mucho daño ya está hecho" en el sector, consideró que "hay margen para la recuperación".

El Gobierno ha emprendido una campaña para hacer llegar a la opinión pública internacional que "España estará abierta por vacaciones en Semana Santa y verano".

En este sentido, las aerolíneas confiaron en que se reactiven las reservas, mientras que las agencias de viaje protestaron por que la desconvocatoria no haya sido "automática".

El director general de Air Berlin para España y Portugal, Álvaro Middelmann, espera que el preacuerdo tenga la "misma cobertura mediática en los periódicos de centro Europa" que la convocatoria de huelga, para que la gente "recupere confianza" y vuele a España en Semana Santa y verano.

Puja por las torres de control

ACS, FCC, Ferrovial e Indra inician hoy la carrera por hacerse con alguna de las torres de control aéreo de los aeropuertos que tiene previsto privatizar el Gobierno, según indicaron a Europa Press fuentes del sector. Los grupos interesados deben presentar a AENA la correspondiente solicitud para participar en el concurso público por el que adjudicará las torres. Posteriormente, en un plazo de unas dos semanas, el operador de la red de aeropuertos públicos españoles seleccionará y dará a conocer la lista de empresas a las que invitará a participar en el proceso y a presentar las correspondientes ofertas.

 

  • 1