Local

El último de 4.360 días

Monteseirín almorzará hoy con su equipo más cercano para despedirse como alcalde.

el 09 jun 2011 / 19:38 h.

TAGS:

Alfredo Sánchez Monteseirín dice adiós a 12 años como regidor.

Alfredo Sánchez Monteseirín cierra mañana un círculo que abrió el 3 de julio de 1999, cuando tomó posesión como alcalde de Sevilla. Hoy será su epílogo como regidor, el último de sus 4.360 días (12 años con tres bisiestos, que se dice pronto) en un cargo al que llegó con 41 años, que para eso no sólo ha sido el alcalde más longevo de la historia de la democracia en la capital hispalense, sino también el que accedió más joven al puesto. Puestos a ser estrictos, mañana sábado amanecerá su jornada número 4.361 con la vara de mando, pero como a partir de las 18 horas toma posesión Juan Ignacio Zoido , pues nos quedamos con el detalle de que hoy es su último día completo.

¿Y cómo lo vivirá? Pues en principio no va a ser una jornada muy ajetreada, la verdad. Tiene un par de entrevistas con medios de comunicación (a las 13.15 se despide de ellos en Canal Sur Radio) y no se descarta una visita sorpresa a alguna obra todavía sin concluir. Al mediodía almorzará con sus colaboradores más cercanos estos años ("cada uno se paga lo suyo", subrayan desde su entorno), como hizo ayer en un restaurante del entorno de San Julián con los integrantes de la junta de gobierno, que es lo mismo que decir los concejales que han formado el gobierno municipal. Aquí también cada cual apechugó con lo suyo, se insiste.

Antes de este punto final gastronómico, Monteseirín terminará de recoger lo poco que todavía sigue sin empaquetar en su despacho, porque en estos días ya ha ido recogiendo sus cosas y sólo le quedan detallitos, porque "cada papel ya ha ido a donde ha tenido que ir". Terminará de escribir y mandar alguna carta de agradecimiento (ya van más de 200) y cerrará el ordenador borrando sus datos personales. Las misivas han ido dirigidas a instituciones y personalidades de la ciudad, además de a los que han sido sus cargos de confianza.

A partir de ahí, en principio por la tarde no tiene previsto ningún acto. Ya para mañana anunció que no se dejará ver en el acto de toma de posesión de Juan Ignacio Zoido , así que sumará una nueva muesca a su catálogo de eventos históricos: será el primer alcalde de la democracia hispalense que no le dará el relevo a su sucesor. La ordenanza no le obliga a ello (formalmente el cambio lo hace una mesa de edad, con el concejal más veterano y el más joven) y, aunque no es precisamente elegante, prefiere evitarse el mal trago de dejarse ver por el Salón Colón. No es el único caso, porque el que ha sido alcalde de San Sebastián desde 1991, Odón Elorza, también ha dicho que no irá al acto de entrada del nuevo regidor.

Del personal municipal también se despidió hace unos días, aunque en este caso por correo electrónico. "Gracias por la contribución a todo lo que desde este Ayuntamiento se ha hecho por el progreso de la ciudad en estos últimos años", decía en su mensaje. Aquí también cerró un círculo de 12 años, porque aquel 3 de julio de 1999 ya tomó posesión reiterando que "Sevilla necesita un nuevo impulso, un nuevo empuje transformador".

Aquel día le entregaron la vara de mando Dolores Meléndez y una joven Susana Díaz, hoy secretaria de Organización del PSOE andaluz y en las antípodas de Monteseirín dentro del partido. El todavía regidor anunció entonces que con él se acababa la era de los privilegios de los que siempre habían mandado en Sevilla, que iba a gobernar con "pasión por la igualdad" y con un "urbanismo humanizado", que le iba a dar un tratamiento privilegiado al río y que iba a hacer más cercana a la ciudadanía la Policía Local. En esto no anduvo especialmente fino, porque con la representación sindical de este cuerpo ha mantenido algunos de sus más sonoros encontronazos.

Con él, se dijo entonces, se producía la llegada de un nuevo orden al que hoy se pone punto final. Mañana empezará con Zoido una nueva era política en Sevilla, el primero de los días, después de 4.360, en los que Monteseirín no es alcalde.

  • 1