viernes, 19 abril 2019
00:09
, última actualización
Cultura

El último filme de Tornatore abre una nueva edición de la Mostra de Venecia

La 66a edición del Festival Internacional de Cine de Venecia comenzará hoy diez días de proyecciones con Baaría, de Giuseppe Tornatore, el primer filme italiano que abre la Mostra desde hace 20 años y una de las producciones más caras de la cinematografía transalpina.

el 16 sep 2009 / 07:59 h.

La 66a edición del Festival Internacional de Cine de Venecia comenzará hoy diez días de proyecciones con Baaría, de Giuseppe Tornatore, el primer filme italiano que abre la Mostra desde hace 20 años y una de las producciones más caras de la cinematografía transalpina.

Una película que abre el festival y la sección oficial, mientras que el apartado fuera de concurso quedará inaugurado por la española Rec 2, de los ya consagrados directores Jaume Balagueró y Paco Plaza.

Una nueva historia terrorífica que se unirá a otras cintas con marchamo ibérico como la esperada Gordos, de Daniel Sánchez Arévalo; Celda 211, de Daniel Monzón, y Mudanza, de Pere Portabella, como representación española en la Mostra.

Si el mencionado filme de terror -secuela del gran éxito del mismo título de hace dos años- y el de Portabella se proyectan fuera de competición, los de Sánchez Arévalo y Monzón estarán en la sección paralela Jornadas de los autores - Días venecianos.

Una representación española que queda fuera de la competición por el León de Oro que tratará de lograr Giuseppe Tornatore con Baaría, una vuelta a ese tipo de cine que mejores resultados le ha dado al italiano. Una historia que es "un sonido antiguo, una fórmula mágica, una clave", en palabras del propio Tornatore, y que trae reminiscencias de sus mayores éxitos: Cinema Paradiso (1988), con la que logró el Óscar al mejor filme extranjero, o Malena (2000).

Pero no lo tendrá fácil entre los 23 largometrajes seleccionados para una competición cuyos premios deberá decidir un jurado presidido por el realizador taiwanés Ang Lee.

Frente a la propuesta de tintes nostálgicos de Tornatore, llegará la acidez documental del siempre corrosivo estadounidense Michel Moore, que presentará Capitalism: A love story, o el realismo del alemán Fatih Akin, que con Soul Kitchen parece alejarse de su habitual crudeza para contar una historia con trasfondo gastronómico.

El francés Patrice Chéreau presentará la película Persécution, una mezcla de historia de amor y acoso, con la reciente ganadora del premio a la mejor actriz en el Festival de Cannes, Charlotte Gainsbourg, y el alemán Werner Herzog llega antecedido de polémica con Bad Lieutenant: Port of call New Orleans, lo que muchos consideran una verdadera reinterpretación del Bad Lieutenant de Abel Ferrara.

El terror tan habitual de las cintas de George Romero, con Survival of the dead, y la crítica sin contemplaciones de Todd Solondz en Life during wartime -presentado como una "continuación" o "variación" de la celebrada Happiness- también formarán parte de una sección notablemente competitiva en la que hay mucha presencia italiana y un nombre que llama poderosamente la atención.

Se trata de Tom Ford, estrella del diseño y del marketing, que presenta en el Lido de Venecia su debut como realizador, A single man, una adaptación de una novela de Christopher Isherwood, para la que se ha rodeado de dos actores de la talla de Julianne Moore y Colin Firth.

Y frente al esperado despliegue de Ford y su corte, otras películas llegarán con menos fuegos de artificio pero no con menor expectación, como es el caso de The road, en la que John Hillcoat se ha atrevido a adaptar una obra del siempre difícil Cormac McCarthy (autor de obras como No es país para viejos), una historia postapocalíptica protagonizada por los populares Viggo Mortensen y Charlize Theron.

La competición oficial contará también, como es habitual en Venecia, con mucho cine italiano. Además de Tornatore, tratarán de que el León de Oro se quede en casa Francesca Comencini, con Lo spazio bianco; Giuseppe Capotondi con La doppia ora y Michele Placido -más conocido hasta ahora por su faceta como actor- con Il grande sogno.

Otro actor-director, en este caso japonés, Shinya Tsukamoto, presentará Tetsuo the bullet man; desde Hong Kong Pou-Soi Cheang traerá Yi ngoi, y Yonfan, Lei Wangzi, y la participación asiática se completa con Vimukhti Jayasundara (Sri Lanka), con Ahasin Wetei.

Por último, procedentes de Oriente Medio competirán los directores Ahmed Maher (Egipto), con la película Al Mosafer, y Samuel Maoz (Israel), con su propuesta titulada Levanon.

La competición oficial -de la que hasta ahora se conocen 23 nombres y todavía falta, al parecer, una "sorpresa" por anunciar- se completa con el veterano francés Jacques Rivette (39 vues du Pic Saint Loup), su compatriota Claire Denis (White material), el belga Jaco van Dormael (Mr Nobody) y la austríaca Jessica Hausner (Lourdes).

Una sección oficial que se verá por momentos eclipsada por la programación fuera de concurso, que contará con nombres como Oliver Stone, Steven Soderbergh, Abel Ferrara o Joe Dante, además de con un esperado homenaje al cine de animación personificado en el realizador John Lasseter y la productora Disney-Pixar, que recibirán el León de Oro a toda una carrera.

  • 1