Local

El último tramo de la autovía de Utrera estará listo antes del día 31

La Junta de Andalucía pretende poner en servicio toda la autovía de Utrera (la A-376 que la conecta con Sevilla) en una fecha aún por concretar entre los días 20 y 31, según confirmaron fuentes de la Consejería de Obras Públicas. Será el último tramo de esta vía clave en la Gran Sevilla, cuyas obras empezaron hacer más de 16 años.

el 15 sep 2009 / 19:55 h.

TAGS:

La Junta de Andalucía pretende poner en servicio toda la autovía de Utrera (la A-376 que la conecta con Sevilla) en una fecha aún por concretar entre los días 20 y 31, según confirmaron fuentes de la Consejería de Obras Públicas. Será el último tramo de esta vía clave en la Gran Sevilla, cuyas obras empezaron hacer más de 16 años.

La empresa adjudicataria, Azvi, trabajan a marchas forzadas para cumplir los plazos y entregar la obra, algo que en principio se había previsto para ayer, pero que todavía deberá esperar unos días. El trabajo para completar el cuarto y último tramo, el que termina en el casco urbano de Utrera, es constante porque aunque todo está muy avanzado, los conductores que pasan por allí tienen claro que todavía quedan muchos remates.

Todavía ayer estaban echando asfalto en algunos trozos y abriendo arcenes. Hay que pintar aún muchas líneas, poner parte de quitamiedos y señales, arreglar las vías de servicio. Y, mientras, los conductores tienen que realizar desvíos hasta en cuatro ocasiones en un tramo de siete kilómetros, entre otros problemas, con motivo de las obras, que parecen malditas porque la última fecha que se dio para su inauguración fue finales de 2007, cuando era consejera de Obras Públicas Concepción Gutiérrez.

Son de hecho, las obras de vía rápida más largas que se conocen en la provincia, porque ni la Autovía de los Alcores, que se empezó mucho después, ni el tramo por Sevilla de la Autovía de la Plata, este último con mucha más complejidad que una carretera que transcurre por un campiña, tardaron tanto. Retrasos que, por otra parte, nadie saber explicar.

Expectación. En cualquier caso, lo que esperan tanto los vecinos de Utrera como los de la capital hispalense y otros puntos del área metropolitana que hacen uso de este trayecto es que esté en servicio cuanto antes para poder evitar los actuales atascos.

La autovía Sevilla-Utrera está llamada desde hace años a vertebrar el sur del área metropolitana en uno de los accesos a Sevilla especialmente complicado por convivir en el mismo sector la Universidad Pablo de Olavide (UPO) y barrios de Dos Hermanas extensamente poblados (Montequinto y Condequinto) y Alcalá de Guadaíra, con su importante tirón industrial. La autovía abarca una longitud de 24 kilómetros. De ellos ya están en servicio los 17 de los tres primeros tramos. La inversión total prevista supera los 60 millones. Se da la circunstancia también de que no es una reclamación de pueblos menores, sino un trazado que toca los términos más poblados: Sevilla, Dos Hermanas, Alcalá de Guadaíra y Utrera.

  • 1