Local

El último tramo del tranvía de Alcalá seguirá con su trazado

El trazado del tranvía entre Alcalá de Guadaíra y la Pablo de Olavide no se toca. Éste fue el mensaje que se lanzó ayer desde Ferrocarriles Andaluces tras las pegas puestas por la universidad, que asegura que el itinerario previsto afectará a una zona en la que se asientan dos especies florales en peligro de extinción.

el 16 sep 2009 / 03:18 h.

TAGS:

El trazado del tranvía entre Alcalá de Guadaíra y la Pablo de Olavide no se toca. Éste fue el mensaje que se lanzó ayer desde Ferrocarriles Andaluces tras las pegas puestas por la universidad, que asegura que el itinerario previsto afectará a una zona en la que se asientan dos especies florales en peligro de extinción.

"Ya se resolvió el proceso y no se va a modificar el trazado". Con esta frase le subrayaban ayer fuentes de Ferrocarriles Andaluces (empresa de la Junta encargada de las obras) a la Olavide que el tranvía que llega desde Alcalá de Guadaíra va a seguir pasando por donde dicen los planos, y es que el proceso previo a las obras está a punto de concluir. "Seguimos con el trabajo previsto y en unos días se va a adjudicar" el tramo, el tercero de un itinerario que en sus otras dos fases tiene a los obreros en plena faena desde enero de 2008.

De paso, se recuerda que el tramo que se va a adjudicar ya se alteró para ajustarse a las peticiones de la universidad, que el 29 de abril de 2008 suscribió con el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra un protocolo para desplazar cinco metros la plataforma en dirección a la bancada del Canal de los Presos, que por este punto discurre en paralelo al tranvía. De esta manera, al menos sobre el papel, ya no se invade la zona verde en la que están las especies en peligro.

Eso sí, para hacer posible esta operación era necesaria la autorización previa de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, ya que con este pequeño desplazamiento el nuevo trazado ocupa parte del dominio público hidráulico. La luz verde llegó y así, insisten las fuentes de Ferrocarriles Andaluces, se le comunicó a la Olavide en dos ocasiones, la última hace pocos meses.

Las modificaciones técnicas a las que obliga el acuerdo rubricado en abril del año pasado se incorporaron después al pliego de condiciones. Al concurso, con un presupuesto de licitación de 45,36 millones de euros, se han presentado 27 ofertas y está en su fase final, de manera que la adjudicataria se conocerá en cuestión de días. La vista está puesta en empezar los trabajos antes de final de año.

En definitiva, que a la Pablo de Olavide se le viene a decir que ha tenido hasta dos ocasiones para expresar su oposición al trayecto elegido: en abril de 2008 y cuando el proyecto se puso en marcha en 2005. En este sentido, desde Ferrocarriles Andaluces se resalta que la única objeción que se presentó entonces fue del propio Ayuntamiento de Alcalá, que reclamó un diseño circular en el tramo urbano, o sea, que la universidad no presentó ninguna alegación por escrito, extremo que se desmiente desde la Olavide.

Y a todo esto, ¿qué dice el Consistorio de Alcalá? Pues básicamente que también van a estar "vigilantes para que se respeten todas las cuestiones ambientales" como reclama la universidad, un tema en el que insisten que van a ser "extremadamente escrupulosos". En cuanto a un posible cambio de trazado se remiten al proceso administrativo ya en curso, y es que su temor es que cale esta protesta y pueda retrasarse el proyecto.

  • 1