Deportes

El ultra del Depor murió por un golpe con una barra de hierro, según autopsia

La víctima sufrió "traumatismo craneoencefálico con hemorragia interna y estallido de víscera maciza, bazo, provocado posiblemente con barra de hierro de 2,5 centímetros de grosor".

el 01 dic 2014 / 18:38 h.

MUERE EL HOMBRE HERIDO EN LA REYERTA EN LAS INMEDIACIONES DEL CALDERÓN El seguidor del Deportivo de La Coruña que murió el domingo durante una reyerta entre ultras de ese equipo y del Atlético de Madrid, sufrió un traumatismo craneoencefálico con hemorragia y el estallido del bazo por un golpe provocado posiblemente por una barra de hierro. Así se refleja en la autopsia practicada a Francisco Javier Romero Taboada, alias 'Jimmy', según han informado a Efe fuentes de la investigación. La víctima sufrió "traumatismo craneoencefálico con hemorragia interna y estallido de víscera maciza, bazo, provocado posiblemente con barra de hierro de 2,5 centímetros de grosor". Francisco Javier Romero Taboada, de 43 años y perteneciente al grupo ultra Riazor Blues, falleció el domingo tras una reyerta que tuvo lugar en las inmediaciones del estadio Vicente Calderón entre hinchas radicales de su equipo y del Atlético de Madrid. Murió al no superar la parada cardíaca con la que ingresó en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Clínico de Madrid. Padre de un niño de cuatro años, Romero Taboada fue rescatado del río Manzanares por los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid -adonde fue o arrojado durante la reyerta- y fue atendido en un primer momento por los sanitarios del Samur antes de ser trasladado al hospital madrileño. En el enfrentamiento hubo otros once heridos, tres por arma blanca y otros tres con heridas incisocontusas en el cráneo, uno con trauma facial, tres más con contusiones leves y una policía nacional con una fractura en la falange de un dedo de una mano. Hasta última hora del domingo, la Policía detuvo a veintiuna personas, seis de ellas con antecedentes, e identificó a alrededor de otras noventa, aunque la operación sigue abierta y no se descarta que se practiquen nuevos arrestos, ha informado a el mismo medio la Delegación del Gobierno en Madrid.

  • 1