Local

El universitario pillado copiando podrá ahora terminar su examen

La Hispalense es la primera universidad española en regular esta situación.

el 18 ene 2010 / 12:48 h.

TAGS:

La noticia, como no podía ser menos, ha sido recibida con albricias por el alumnado. La normativa sobre evaluación y calificación de la Universidad de Sevilla ofrece a sus alumnos la posibilidad de terminar de hacer su examen aun después de que el docente les requise la "chuleta" con el fin de que puedan recurrir su suspenso ante una comisión de docencia. "Después de todo, el profesor se puede equivocar", esgrimen los alumnos.

"En el 98% de los casos en los que se sorprende a un alumno copiando la expulsión está justificada", explicó ayer a Efe el director de comunicación de la Hispalense, José Álvarez, quien ha añadido que la nueva normativa trata de garantizar, "en el dos por ciento restante, el derecho del estudiante a que la decisión del profesor no sea injusta e irreversible".

La Normativa Reguladora de la Evaluación y Calificación de las Asignaturas, aprobada en septiembre pasado por el Consejo de Gobierno de la Universidad sevillana, señala en su artículo 20 que aquellos profesores que sorprendan al alumno con "cualquier objeto material involucrado en una incidencia" podrán requisarlo "sin destruirlo".

Dicho objeto se entregará posteriormente a una comisión de docencia -integrada por tres profesores y tres alumnos con igualdad de voto- que, en caso de que el estudiante decida alegar su suspenso tras haber sido acusado de copiar, decidirá si éste es pertinente o no. "La comisión sólo actuará a petición de las partes", ha aclarado Álvarez, quien ha concretado que ésta requerirá la versión del estudiante y del profesor antes de emitir un juicio.

Aunque la normativa no recoja la manera de proceder en caso de que el profesor no pueda requisar ningún objeto material al alumno que sea sorprendido copiando -porque tenga la "chuleta" escrita en la mano o algún compañero le hubiese "chivado" las respuestas-, Álvarez ha apuntado que el docente podrá requerir la presencia de algún compañero o del delegado de clase como posibles testigos de la falta en una supuesta investigación por parte de la comisión.

La "única novedad" de la normativa, aclara Álvarez, es el hecho de que el alumno pueda terminar de hacer su examen para recurrir su suspenso en caso de que lo considere injusto.

Por su parte, la portavoz del Consejo de Alumnos de la Hispalense (Cadus), Lara Monrosi, ha indicado que muchos profesores y alumnos desconocen aún esta normativa, que sólo ha podido aplicarse a los exámenes de la convocatoria extraordinaria celebrados en diciembre pasado. 

  • 1