Local

El Vacie reabre la guardería tras gastar 19.000 euros en reparar los destrozos

Se han dedicado 10.000 euros a obras y falta una partida de 9.000 para electrodomésticos.

el 05 nov 2011 / 21:16 h.

La guardería del Vacie reabrió sus puertas a mediados del mes pasado, mes y medio después de que comenzara el curso escolar, después de haber arreglado los desperfectos provocados por el robo que sufrieron las instalaciones a principios de agosto y en el que arramblaron con las ventanas, los aires acondicionados y hasta las batidoras y microondas de los que disponía la escuela infantil.
El Ayuntamiento ha necesitado 19.200 euros –y más de dos meses de trámites– para poner de nuevo en marcha la guardería, ya que sólo las obras de reparación y reposición de elementos robados o destrozados, como las rejas que se llevaron de las ventanas o el daño que causaron en las puertas para entrar, han costado 10.200 euros. El gasto fue aprobado el pasado viernes 4 de noviembre por la junta de gobierno, y quedan aún pendientes otros 9.000 euros, cuya partida también fue aprobada y que se cargará al programa Sevilla Solidaria, para la compra de electrodomésticos y mobiliario.
Lo que no se ha cuantificado es el coste social que ha supuesto el tiempo que la guardería ha permanecido cerrada: varias madres se habían quejado de que al no tener con quién dejar a sus bebés no podrían ir a trabajar ni tampoco asistir a los cursos de formación que estaban siguiendo. Al menos una los había abandonado al mes de la clausura de la escuela de su hijo de año y medio. El taller de Ayuda a Domicilio en el que se estaba formando estaba en la fase de prácticas, y tenía que desplazarse a geriátricos a cuidar de ancianos, lo que le resultaba imposible por no poder dejar al crío con nadie.
Los cursos de formación son una parte importante dentro de las labores de inserción social que los servicios sociales llevan a cabo en el asentamiento del Vacie, de cara a la normalización de las condiciones de vida de los chabolistas y su posterior realojo en otras zonas de la ciudad.
La propia guardería es también una parte importante de estos programas, puesto que con ella se ha logrado que las madres se responsabilicen de cumplir un horario para llevarlos a la escuela y que se responsabilicen de su cuidado, alimentación e higiene, lo que ha repercutido de forma positiva en la salud de los niños. Lograr implantar estos hábitos costó mucho trabajo cuando se creó la guardería, por lo que es de temer que se haya retrocedido en estos hábitos durante el tiempo que ha estado cerrada.
La guardería ha reabierto ahora con las instalaciones arregladas pero sin que esté repuesto el mobiliario ni la totalidad de los electrodomésticos, por lo que no recuperará la normalidad de uso hasta pasado un tiempo, según admitió el Ayuntamiento. En las instalaciones, unos módulos prefabricados con capacidad para albergar a 60 bebés, los monitores suelen bañar a los niños y darles varias tomas de comida al día; para lo que tienen que lavar la ropa de los pequeños y calentar los alimentos.
El robo se produjo en el mes de agosto y desde el primer momento, vecinos, responsables de la guardería y Ayuntamiento responsabilizaron como autores a personas del barrio, aunque no ha llegado a producirse ninguna detención por estos hechos.
Por otra parte, el Ayuntamiento ha reeditado el convenio de colaboración con la empresa AISOL SL, que se ocupa de la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión que desde 2009 actúa en El Vacie, donde realiza itinerarios personalizados de inserción y programas de acompañamiento para encontrar empleo a la población chabolista. El portavoz del Gobierno municipal, Francisco Pérez, se mostró especialmente satisfecho con este convenio, ya que se ha comprobado que cumple con sus objetivos “y encima al Ayuntamiento no le cuesta ni un euro”.

  • 1