domingo, 18 noviembre 2018
13:18
, última actualización
Local

El Valle exhibe la belleza oculta en sus arcones

el 31 ene 2012 / 21:14 h.

TAGS:

La corona que estrenó el día de su coronación se inspira en la de la Inmaculada de la Catedral.
¿Sabía que el manto actual de la Virgen del Valle, realizado nada menos que por Juan Manuel Rodríguez Ojeda en 1920, no fue durante décadas del gusto de la hermandad, y que ésta llegó a convocar un concurso de mantos de salida en 1940 con la intención de cambiarlo? Si no lo cree dese una vuelta por el Círculo Mercantil y disfrute recorriendo la exposición El Valle. Belleza Oculta, organizada por la corporación del Jueves santo para conmemorar los primeros diez años de la coronación de la Virgen de ojos verdes (2002-2012).

Junto a enseres emblemáticos de esta Archicofradía, la muestra, que puede admirarse hasta el próximo domingo en el número 65 de la calle Sierpes, permite contemplar piezas que, aunque de igual interés histórico, son más "desconocidas por su pertenencia a la historia íntima de la hermandad". Es el caso, por ejemplo, refiere la comisaria de la exposición, María Isabel López Garrido, del Libro de Reglas manuscrito de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Coronación del año 1567, de la Real Orden de Carlos IV permitiendo a los hermanos salir con la cara tapada en la estación del Jueves Santo o de las fotos antiguas de la Virgen del Valle anteriores al incendio que sufrió la dolorosa en 1909 en la iglesia del Santo Ángel.

A través de un recorrido dividido en dos salas, el visitante podrá recrearse en detalles como los esmaltes en tonos azulados realizados en la Abadía de Santo Domingo de Silos de la corona que estrenó la Virgen el día de su coronación, realizada por el platero Manuel Valera en 2002; admirar los bordados en hojilla de plata de las bambalinas del palio, adquirido en 1806 a la extinta hermandad de Nuestra Señora de la Antigua y Siete Dolores, y que hoy día constituye la pieza más característica de la corporación; o deleitarse con la belleza y la singularidad de los carteles pictóricos que el artista Francisco Maireles, padre del actual hermano mayor, dedicó a su hermandad.

La exposición dedica un apartado a la coronación de la Virgen con grandes fotografías del altar levantado aquel 1 de noviembre de 2002 en la Catedral o del baile que los niños seises protagonizaron durante la citada ceremonia. Por si fueran pocos alicientes, y como prueba de la calidad artística de la imaginería de esta corporación y del cuidado en la composición de sus pasos, dos figuras secundarias sorprenden al visitante en su recorrido: la Magdalena de Patrone, que hasta 1906 procesionó con la Virgen en el paso junto a San Juan, y uno de los sayones del paso de la Coronación, que lleva la firma del artista Joaquín Bilbao.

  • 1