Local

El valor humano de sus diez barrios

Los niños y los mayores son el núcleo de población más sensible del distrito. Ellos son los principales valores de una zona de la ciudad que ha llegado a ser lo que es gracias a su empuje y a las medidas sociales impulsadas por el Ayuntamiento

el 13 ene 2011 / 18:28 h.

TAGS:

Los jóvenes son uno de los grandes valores de los barrios de este distrito

El mayor valor que presenta el distrito Bellavista - La Palmera es el de sus barrios. Zonas a las que dan vida a diario lo más de 35.000 vecinos que viven en la decena de barriadas que lo articulan. Ellos son, al fin y al cabo, los responsables del nuevo modelo de distrito que hoy disfrutan, pues gracias a sus propuestas y a su esfuerzo desmesurado han logrado con el apoyo municipal hacer de su distrito un lugar en el que vivir rodeados de bienestar. Para ello, el papel del asociacionismo en los barrios ha sido fundamental en esta última década, pues de ese modo los vecinos han logrado que se oigan sus proyectos de mejora para los barrios, un aumento de la aportación municipal y la reconstrucción de un distrito que había caído en el abandono.

En esta década, la inversión municipal ha conseguido cambiar la fisonomía de sus calles, transformando el paisaje con la construcción de grandes paseos, zonas ajardinadas y espacios infantiles que han permitido que los vecinos del distrito vuelvan a tomar la calle. Un proyecto de mejora que ha ido más allá de la remodelación de acerados y asfaltos y que ha conseguido reurbanizar por completo barrios como el Sector Sur, Guadaira, Elcano o Pineda en los que se ha ofrecido a los vecinos calles más ordenadas, plazas de aparcamientos más reguladas y nuevos espacios en los que fomentar el disfrute y la convivencia.

Una decena de barrios a los que a diario dan vida los más de 35.000 habitantes con los que cuenta el distrito, especialmente los niños y mayores que configuran el sector de población más sensible de toda la zona. Precisamente por la sensibilidad que demanda este núcleo poblacional se antojaba necesaria la construcción de una serie de infraestructuras que hicieran más agradable su presencia en las calles del distrito. Con tal fin se construyó una residencia de ancianos en el barrio de Los Bermejales, ubicada sobre una superficie pública de la Avenida de Italia, en la que también se ofrece un servicio de estancia diurna que cubre una demanda, no sólo de los vecinos de la zona, sino de todos los ciudadanos de Sevilla en general.

Junto a la atención a la población de mayor edad, el distrito ha realizado un gran esfuerzo para mejorar los servicios educativos en la zona. Prueba de ello ha sido la construcción del colegio de educación infantil y primaria ‘Marie Curie', también en la barriada de Los Bermejales, que se unía al resto de inversiones realizadas para la mejora y adecuación de los otros cinco centros educativos que dan cobertura a las necesidades del distrito. Todo ello, unido al servicio social y de convivencia que ofrece la sede del Centro Cívico de Bellavista, dotan al distrito de una posición de privilegio en cuanto al bienestar de sus vecinos con respecto a otras zonas de la ciudad.

  • 1