Local

El valor social de un distrito que nace del impulso de los ciudadanos

Nervión conjuga en sus calles una amplia oferta de marcado carácter social que no es más que el reflejo de las iniciativas impulsadas por sus vecinos. Edificios de gran valor histórico y parques como el de la Buhaira se alzan como aquellos espacios desde los que se canalizan las iniciativas para el fomento de la cultura

el 03 mar 2011 / 19:01 h.

TAGS:

El patio interior del Palacio de los Jardines de la Buhaira se convierte durante los meses de verano en el escenario de representaciones teatrales y otras actividades de ámbito cultural integradas en el ciclo de las ‘Noches de Verano de la Buhaira’

La última década ha dejado clara que la apuesta por las mejoras sociales son las que mejor adoptan los ciudadanos. Su puesta en valor constituye un avance en sus condiciones de vida, por ello dotar a la sociedad de los elementos necesarios para canalizar este tipo de propuestas se ha convertido más que en una opción, en una exigencia ciudadana que tiene en los distritos a su principal motor. En esta materia, el Distrito Nervión ha sabido dotar a sus barrios de los medios necesarios para dar cobertura a todos los sectores poblacionales que conviven en sus barrios, apostando especialmente por la mejora de la habitabilidad en la población de mayor edad y en el bienestar de los pequeños.

En la Avenida de la Cruz del Campo se ubica la sede del Distrito Nervión, un edificio rehabilitado que cumple la función social de canalizar las propuestas de los vecinos y que acoge el desarrollo de varios talleres municipales. Desde este organismo se plantean las actuaciones en el sector, especialmente aquellas derivadas de los presupuestos participativos. Entre las preocupaciones vecinales, el cuidado y atención de los mayores es uno de los aspectos en los que los que centran parte de sus iniciativas. En este sentido, han sido varios los centros de días inaugurados en el distrito durante la última década, espacios públicos que permiten a la población mayor canalizar su tiempo libre y de ocio por medio de la puesta en valor de actividades y talleres muy diversos.

En el barrio de Ciudad Jardín se ubica uno de estos centros. Inaugurado en 2001, su objetivo pasa por dar cobertura a las necesidades de la tercera edad, y para ello les proporciona instalaciones con talleres acordes a sus necesidades. En total son más de 32 las actividades diversas que se ofertan, y la experiencia de casi una década ha demostrado que cada vez es mayor el interés vecinal por este tipo de iniciativas, pues su demanda se ha visto disparada en los últimos años. Su importancia radica en el aprovechamiento del tiempo de los mayores, evitándoles caer en la rutina y decadencia, gracias a la puesta en marcha de talleres que abarcan la informática, el acceso inicial a internet o la fotografía digital, demostrando que no hay límite de edad para ninguno de los cursos. El centro cuenta también con un amplio espacio exterior que los mayores han querido aprovechar con la adecuación de un pequeño jardín convertido en huerto, en el que los ciudadanos desarrollan una labor de corte medioambiental a través de la siembra de productos ecológicos utilizados para el consumo propio.

Junto a este centro para mayores, el distrito cuenta con otro inaugurado en 2005 en el que se busca la integración cultural y social de las personas con discapacidad y enfermos de larga duración. Se trata del Centro Ciudad de Sevilla, dependiente de la ‘Fundación Auxilia', y que está ubicado en la Plaza del Sacrificio, en el corazón del barrio de la Calzada. Esta fundación es una asociación sin ánimo de lucro compuesta por voluntarios que dedican su tiempo al cuidado de personas con necesidades especiales. Su labor se antoja tan fundamental como necesaria, pues supone una descarga para las familias a través de su centro de día, taller ocupacional y deporte adaptado, así como para la acogida de ciudadanos con estas necesidades a más largo plazo por medio de su residencia asistida. El funcionamiento del centro depende en gran medida de los aportes económicos que reciben de diversos estamentos. En ello juegan un papel fundamental el Ayuntamiento, la Junta de Andalucía y otros entes privados como bancos, cajas de ahorro y fundaciones, aunque dado su carácter voluntario el apoyo más básico viene por parte de la población anónimo y su aporte de mano de obra.

Pero si importantes son estos centros dedicados a sectores específicos de la población, también destacan por su relevancia los centros cívicos que dan rienda suelta a las iniciativas vecinales. El Centro Cívico de la Buhaira cubre estas necesidades en el Distrito Nervión. Sus instalaciones se ubican en el entorno de los jardines y el palacio de la Buhaira, una zona privilegiada en la que se ha conseguido conjugar una obra de arte con su adaptación a las necesidades sociales. En su entorno se configura un gran parque urbano que acoge una de las iniciativas culturas con mayor aceptación del distrito. Se trata de ‘Buhaira con el arte', unas jornadas que se organizan cada domingo y que consisten en la exposición urbana de las obras de arte elaboradas por pintores, ceramistas y todo tipo de artistas para el disfrute de todos los ciudadanos.

También de reciente construcción es el Centro de Salud ‘Las Palmeras', cuyo edificio es un referente estético y sostenible en el distrito. Las nuevas instalaciones, que dan cobertura a 17.300 ciudadanos, triplican el espacio que ocupaba el edificio de Ramón y Cajal. Su construcción no sólo ha reparado en mejoras sanitarias sino que ha permitido la apuesta por un diseño innovador que ha utilizado la cerámica de colores.

  • 1