Veraneando

El 'Vaporcito' continúa varado

Desde 2011, fecha en la que realizó su último trayecto, permanece en el Varadero Guadalete. . El alcalde de El Puerto, Alfonso Candón, ha mostrado su interés en recuperar la histórica motonave.

el 01 ago 2014 / 11:00 h.

TAGS:

Estado actual del Vaporcito en el Varadero Guadalete. Foto: Laura López Estado actual del Vaporcito en el Varadero Guadalete. Foto: Laura LópezEl Vaporcito se hundía en la tarde del 30 de agosto de 2011 tras golpear con la bocana del muelle de Cádiz mientras realizaba maniobras de atraque, provocando una vía de agua que lo hundió en escasos minutos, aunque los 80 pasajeros que viajaban a bordo pudieron ser desalojados a tiempo antes de ver desaparecer el barco bajo el mar.Casi un mes después, una vez que el armador presentó el plan del reflotamiento de la nave y un equipo de buzos inspeccionase el estado de la embarcación, la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz anunciaba que se haría cargo de su reflotamiento de forma subsidiaria. Se necesitaron grúas especiales para ello y el trabajo de los técnicos de la empresa Divership para poder izar la nave hasta la superficie, cosa que sucedió a primeras horas de la mañana del 27 de septiembre, aprovechando la bajamar. Horas después, era trasladado hasta el dique seco de las instalaciones de Navantia en San Fernando, donde se estudió el estado de la embarcación hasta su traslado al varadero portuense. Hoy continúa ahí y su propietario tiene la firme intención de hacerlo volver a surcar las aguas de la bahía gaditana. El alcalde de El Puerto de Santa María, Alfonso Candón, en una reunión con el empresario gerente del Vaporcito, Manuel Ramos, ha mostrado la predisposición del Ayuntamiento de permitir que la motonave pueda continuar su proceso de restauración y arreglo en el Varadero, a pesar de que ha dejado de funcionar como taller de reparación de embarcaciones. Y es que, según dice, «el Vapor es un emblema de El Puerto que no se puede perder». Según explica el Ayuntamiento portuense en una nota, el propietario del Adriano III ha puesto en conocimiento del alcalde su apuesta por hacer posible el arreglo de la motonave, «por lo que no podemos más que mostrar nuestro apoyo institucional». Candón considera que «todos los portuenses tienen interés en que el Vapor vuelva a ser lo que era», por lo que expresa su alegría en nombre de todos los vecinos ante el hecho de que ese empeño siga siendo una realidad. Por tanto, la empresa que asumiera el Vapor tiene el beneplácito del Ayuntamiento así como de la Autoridad Portuaria Bahía de Cádiz para poder seguir trabajando en el arreglo de la embarcación de manera temporal, a pesar de que, según apunta el alcalde, el varadero ha dejado de responder a su función. En este sentido, explica que el espacio que ocupa el varadero forma parte de un proyecto municipal de futuro en el que se sigue trabajando y que supone convertir la margen derecha del río en un paseo fluvial del Guadalete para el disfrute de los portuenses. La eliminación del varadero va a suponer la continuación de dicho proyecto, pero al suponer una iniciativa muy ambiciosa que requiere presupuesto y tiempo para su ejecución, el Consistorio entiende que, de forma temporal, se puede seguir permitiendo el arreglo del Vaporcito, puesto que se puede seguir trabajando en este proyecto poco a poco sin que este hecho suponga ningún retraso. La travesía de El Puerto-Cádiz realizada por el tradicional Vaporcito duraba unos 45 minutos, la salida de los llamados vapores se marca como antaño, con tres pitadas seguidas de sirena: los toques continuos avisan que se entra en el río, otro avisa de que se atraca en el muelle y uno más se escucha poco antes de salir. Aunque su nombre seguía haciendo referencia al vapor, funcionaba con motores de explosión y recogía la tradición de comunicación naval que se remonta a tiempos de los fenicios. Barcas, veleros, vapores y motonaves ha hecho un surco marítimo, a lo largo de los siglos, entre Cádiz y El Puerto. Reconocido por la Junta de Andalucía como Bien de Interés Cultural (BIC) en 1999, el Vaporcito del Puerto contó con muestras de apoyo y colaboración de numerosas instituciones:ayuntamientos de El Puerto de Santa María, Cádiz o Chipiona; la Diputación, Junta de Andalucía e incluso del Gobierno central, a través de los exministros de Medio Ambiente y Fomento, Rosa Aguilar y José Blanco, respectivamente e incluso llegó a crearse una plataforma de apoyo en una red social. Han sido tres los vaporcitos que han surcado las aguas de la Bahía de Cádiz. El Adriano I, que llegó al muelle de El Puerto de Santa María en 1929 para la Exposición Iberoamericana y cuyo billete costaba una peseta y media; el Adriano II, que levó anclas en 1942, y el Adriano III, el que se hundió en aguas de la bahía gaditana, y que comenzó a funcionar en 1995.

  • 1