miércoles, 20 marzo 2019
22:35
, última actualización
Cultura

El Velázquez más joven toma el relevo a Zurbarán en Santa Clara

Yale cederá ‘La educación de la Virgen’, su última atribución de 2010. La propuesta, con un fuerte carácter científico, toma el relevo de las ‘Santas’ .

el 15 ene 2014 / 14:48 h.

 El conservador John Marciari atribuyó a Velázquez La Educación de la Virgen, que estará en Sevilla. El conservador John Marciari atribuyó a Velázquez La Educación de la Virgen, que estará en Sevilla. Desde que se clausuró la muestra de las Santas de Zurbarán: cevoción y persuasión, el Ayuntamiento de Sevilla lleva meses ingeniándoselas para organizar una propuesta artística que logre captar la atención internacional y repita el aplauso de público y crítica que cosechó aquella iniciativa. Tras cancelar la retrospectiva dedicada a Carmen Laffón, finalmente la apuesta municipal volverá a mirar a otro gran maestro del Barroco,un valor seguro, Velázquez y su primera etapa pictórica. Esta exposición, llamada a ser una de las principales del año, girará en torno al joven Velázquez y tendrá lugar de octubre de este año a enero de 2015 en el convento de Santa Clara. Su principal atractivo será la visita del cuadro La educación de la Virgen, atribuido a la primera etapa del maestro sevillano, descubierto en la Universidad de Yale en 2010. El alcalde de la ciudad, Juan Ignacio Zoido, anunció ayer de la llegada de este lienzo en una entrevista con la Cadena Cope, recogida por Europa Press, en la que apuntó que está trabajando junto a la institución académica norteamericana para traer esta pintura. La educación de la Virgen fue donado a la Yale University Art Gallery en 1925 por Henry Hotchkiss Townshend y Raynham Townshend, cuya familia poseía el lienzo, que estaba bastante deteriorado, desde hacía 40 años. Atribuido en un principio a un artista sevillano desconocido, se considera que podría tratarse de una de las primeras pinturas de Velázquez, que data aproximadamente de 1617. John Marciari, conservador jefe de arte europeo del Museo de Bellas Artes de San Diego, empezó a trabajar en 2003 sobre su autoría, que él había descubierto en un sótano de la Universidad de Yale. Tras un detallado análisis del estilo, la técnica y la composición, afirmó que se trataba de un auténtico Velázquez. Precisamente, la muestra tendrá un marcado carácter científico, abordando el debate sobre la autoría de este cuadro y profundizando en los aspectos técnicos de la primera etapa del maestro sevillano. Para ello, se organizarán debates y jornadas, siguiendo el modelo de Santas de Zurbarán, que contó con un programa de actividades paralelas. Esta obra, que apareció en los sótanos de esta universidad, está siendo sometida actualmente a un proceso de restauración a cargo de los expertos de Yale. Este proceso de recuperación será abordado igualmente en la exposición, que al igual que en la de Zurbarán será comisariada por Benito Navarrete, director general del Instituto de la Cultura y las Artes del Consistorio (ICAS), y una eminencia en la materia. De hecho, fue el director delCentro Velázquez de la capital hispalense y comisario de la muestra De Herrera a Velázquez. El primer naturalismo en Sevilla, celebrada en 2006. “Uno de los temas más apasionantes que surgen al contemplar la exposición es la poderosa fuerza renovadora que trae consigo la personalidad de Velázquez joven, recién salido del obrador de Francisco Pacheco. El impacto del naturalismo y el estudio de los objetos valorados con una luz caravaggiesca y un asombroso naturalismo es lo que hace que desde muy joven, Velázquez tenga taller propio donde otros artistas compartirían con él soluciones análogas”, apuntaba entonces Navarrete sobre la figura del pintor sevillano y sus primeros años. Zoido reiteró ayer que el Ayuntamiento apuesta por la producción propia, además de por el desarrollo de exposiciones de primer nivel internacional a través de convenios con distintas instituciones. No en vano, el Consistorio ya está contactando con museos a fin de lograr el préstamo de obras para esta exposición, entre ellos, el Bellas Artes de Sevilla, que ya cedió varios cuadros para las Santas de Zurbarán. SANTA CLARA En cuanto a la sede, el convento de Santa Clara se reafirma como gran espacio cultural de la ciudad, si bien la intención delConsistorio es ir más allá con esta muestra y tratar de que la exposición sirva para mostrar una nueva parte del edificio. Cabe recordar que se dedicarán durante este año 443.000 euros para la restauración de la segunda fase del inmueble, del que queda por rehabilitar un 30%, concretamente el compás, la torre de Don Fadrique, sus jardines y la entrada por la calle Santa Clara, unos trabajos que, según las estimaciones del arquitecto que diseñó el proyecto costarían tres millones de euros.

  • 1