Local

El vertedero adapta su capacidad a la demanda

La comarca de la Campiña cuenta ya con unas instalaciones más modernas para el tratamiento de sus residuos. De este modo, la Consejería de Medio Ambiente acaba de finalizar las obras de ampliación del vertedero de residuos sólidos urbanos de Campiña 2000, ubicado en Marchena y donde se gestionan desechos de la comarca.

el 15 sep 2009 / 06:46 h.

TAGS:

La comarca de la Campiña cuenta ya con unas instalaciones más modernas para el tratamiento de sus residuos. De este modo, la Consejería de Medio Ambiente acaba de finalizar las obras de ampliación del vertedero de residuos sólidos urbanos de Campiña 2000, ubicado en Marchena y donde se gestionan desechos de la comarca.

El proyecto, con un presupuesto de 2,7 millones de euros, se centró en la ampliación del vaso del vertido, ya que el que se está utilizando actualmente está a punto de agotar su capacidad. Las obras consistieron en la impermeabilización del fondo y taludes del vaso, y en el drenaje y recogida de lixiviados (aguas contaminadas).

El vaso de vertido, con acceso interior para la circulación de vehículos, cuenta con la correspondiente dotación de suministro de agua y acometida de energía, mientras que para reducir su impacto visual dispone de un cerramiento perimetral compuesto por una pantalla vegetal.

Hay que destacar que este complejo comenzó a funcionar en octubre de 1990, colmatándose el primer vaso de vertido en septiembre de 2001, tras lo cual empezó a explotarse el actual, que en estos momentos está próximo a llevar al límite de su capacidad.

Por otra parte, en el mismo vertedero hay ahora una nueva planta de tratamiento de lixiviados, gracias a una inversión aproximada de 950.000 euros. Se encargará por tanto de tratar las aguas contaminadas producidas en el vertedero y en las eras de fermentación y maduración de compost. Hay que destacar que las lluvias estacionales producen en el vertedero lixiviados, que son recogidos en una balsa construida al efecto para su posterior tratamiento.

Campiña 2000 da servicio a los municipios de Arahal, Lentejuela, Marchena, Morón de la Frontera, Osuna, Paradas y La Puebla de Cazalla. Este servicio beneficia asimismo a una población cercana a los 103.000 habitantes, que genera anualmente 49.450 toneladas de residuos sólidos urbanos. Las instalaciones están preparadas para recibir y tratar adecuadamente tal y como contempla el Plan Director Provincial de Residuos Sólidos Urbanos de Sevilla, las basuras que son susceptibles de valoración por recuperación, reciclaje o compostaje.

  • 1