domingo, 18 noviembre 2018
11:54
, última actualización
Local

El vertedero de los pueblos de la Mancomunidad está cerrado por falta de pagos

Los trabajadores llevan una semana en huelga y las instalaciones están sin suministro eléctrico

el 10 abr 2012 / 20:18 h.

TAGS:

Varios camiones, entrando en el vertedero de la Mancomunidad para descargar la basura.

En la planta de residuos sólidos urbanos de El Barrero, que gestiona la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir, ya no cabe más basura. Varias son las condiciones que han provocado esta situación en dicho recinto, por lo que las localidades afectadas han tenido que tomar la decisión de llevar sus residuos a otro lugar.

Uno de los principales problemas que presentan estas instalaciones, situadas en Utrera, es la huelga indefinida que están protagonizando los trabajadores. Y es que el impago de los salarios a los empleados ha hecho que éstos decidan "no seguir trabajando gratis". Así lo explicó el delegado sindical de Comisiones Obreras (CCOO) en la planta, David Ramírez, quien afirmó que a la mayoría de los trabajadores les adeudan cuatro nóminas y media, mientras que hay dos que incluso tienen pendiente de cobro de dos mensualidades más. En total son 16 personas las que forman parte de la plantilla. Pero a esta situación hay que sumar el corte en el suministro eléctrico que, desde hace casi un mes, sufren esas instalaciones debido al impago por parte de la Mancomunidad. Esto ha provocado que se vengan acumulando los residuos y que no puedan ser tratados.

Por otro lado, los informes medioambientales vienen alertando de la insostenibilidad de este recinto, así como del vertedero de El Cornejil -de menores dimensiones-, situado en Lebrija, y que también gestiona el ente comarcal. Precisamente este último sufrió un incendio de grandes dimensiones hace dos semanas y media, por lo que la localidad lebrijana, junto a Las Cabezas de San Juan y El Cuervo, tampoco puede seguir llevando hasta allí sus residuos.

Con todo ello sobre la mesa, los municipios afectados se han tenido que poner manos a la obra y tomar una resolución al respecto. Así, la mayoría de ellos han decidido llevar sus basuras hasta el centro de tratamiento de residuos Montemarta-Cónica, situado entre el término municipal de Alcalá de Guadaíra y Utrera, y gestionado por la Mancomunidad de los Alcores. Es el caso, por ejemplo, de las poblaciones más destacadas de la Mancomunidad, como Utrera, Lebrija y Las Cabezas de San Juan.

En relación a Utrera, su alcalde, Francisco Jiménez (PA), recordó que desde septiembre venían manteniéndose contactos con dicha planta, en previsión de que pudiera suceder lo ocurrido. En regidor afirmó que "el organismo competente, que no es otro que la Mancomunidad y su empresa instrumental Gesalquivir, debe tomar una decisión con respecto a la planta de El Barrero, y será su consejo de administración el que tenga que abordar esta cuestión, con el posible cierre preventivo del vertedero". Precisamente en la tarde de mañana jueves está prevista una reunión, de la que se espera que salga una resolución.

Evidentemente, llevar las basuras hasta Montemarta-Cónica supone un coste mayor para los Ayuntamientos. Así, mientras que en la planta de El Barrero el importe es de 17 euros por tonelada, al acudir hasta las instalaciones alcalareñas se incrementa el precio hasta casi los 33 euros por tonelada.

  • 1