viernes, 22 febrero 2019
00:32
, última actualización
Local

El veto a nuevos bares sigue en la Gavidia y Reina Mercedes

Ambos barrios serán zonas acústicamente saturadas tres años más, mientras que se prorroga la protección de Blanco White y Jiménez Becerril

el 10 jun 2010 / 18:42 h.

Los vecinos podrán descansar tranquilos, por lo menos, tres años. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento acordó ayer declarar nuevamente, como Zona Acústica Saturada (ZAS), los entornos de la plaza de la Gavidia y de la avenida de Reina Mercedes, por lo que las restricciones y vetos para la apertura de negocios se prolongarán durante otros tres años, toda vez que en el caso de los entornos de la avenida Concejal Alberto Jiménez Becerril y la calle Blanco White, se acordó una prórroga de la misma figura al objeto de practicar los estudios necesarios para resolver si se mantienen o no las medidas de protección.

 

La concejal de Hacienda y portavoz del Gobierno municipal, Nieves Hernández, informó de que el Ayuntamiento resolvió tramitar un nuevo procedimiento de declaración de ZAS para la Gavidia y Reina Mercedes, toda vez que en octubre de 2009, según anunciaba entonces la concejal de Medio Ambiente, Encarnación Martínez (PSOE), se meditaba un posible levantamiento de esta figura de protección en ambas zonas.

No obstante, ya entonces Encarnación Martínez advirtió de que el Consistorio había contratado a una empresa especializada para hacer mediciones de la contaminación acústica que sufren estas zonas. El objetivo era contrastar estos resultados con las mediciones realizadas por los técnicos municipales y resolver si procedía o no levantar las declaraciones de Zona Acústicamente Saturada.

otras zonas a estudio. En cuanto a los entornos de la avenida Concejal Alberto Jiménez Becerril y la calle Blanco White, las declaraciones de Zona Acústicamente Saturada que también pesan sobre ambas zonas han cumplido su plazo de vigencia y el Ayuntamniento debe resolver en cuanto a la tramitación de nuevas declaraciones o la liberación de estos espacios de esta figura de protección acústica y ambiental.

Para cubrir un posible "vacío legal" que pudiera ser aprovechado para crear nuevos negocios ambientalmente molestos en tales zonas, la Junta de Gobierno del Consistorio acordó ayer iniciar una prórroga de la figura de protección que mantiene los vetos y restricciones para determinar sobre la continuidad o no de las medidas que intentan proteger a los vecinos.

  • 1