Local

El veto al centro comercial frustra el plan de Martín Casillas en Isla Mágica

La puja para adquirir Isla Mágica expira hoy sin comprador. Martín Casillas ha sido el único grupo que ha presentado una oferta de 250 millones de euros que, al final, no ha prosperado porque desde que presentó su proyecto no ha logrado convencer a Urbanismo.

el 15 sep 2009 / 06:00 h.

TAGS:

La puja para adquirir Isla Mágica expira hoy sin comprador. Martín Casillas ha sido el único grupo que ha presentado una oferta de 250 millones de euros que, al final, no ha prosperado porque desde que presentó su proyecto no ha logrado convencer a Urbanismo que ceda a la "única restricción" que se les impuso: prohibir la construcción de una gran superficie comercial en el parque.

Urbanismo ha mantenido una posición firme respecto a los usos comerciales de Isla Mágica, pese a que el grupo inversor interesado esperaba poder sortearla en el transcurso de la negociación. Según el concejal Emilio Carrillo, Martín Casillas nunca desechó la posibilidad de abrir una gran superficie comercial dentro del parque una vez que adquiriera los derechos de explotación. Cuando han visto que el no de Urbanismo era insalvable, su oferta ha empezado a tambalearse.

"Les permitimos abrir una zona de comercios minoristas en el lateral que da al hotel Renacimiento y hacer un hotel frente a Barqueta y sólo pusimos dos restricciones: se les prohibía construir un centro comercial tipo Carrefour o Hipercor, y la segunda que se accediera a las tiendas por dentro del parque, y no por fuera, como pedían. Lo segundo lo aceptaron, pero la prohibición de hacer un centro comercial ha roto sus planes", explicó Carrillo.

El rechazo del Gobierno local a las condiciones de la única oferta en firme que podría sacar de la quiebra a Isla Mágica ha enfadado a los trabajadores del parque. El plazo para presentar ofertas al concurso de adjudicación termina hoy y la constructora Martín Casillas, aliada con Inverco Iberia, parecía la única interesada en reflotar el parque.

Carrillo dice que el veto al centro comercial "ha pesado mucho" en la decisión de retirar su oferta. Pero la promotora se escuda en que Urbanismo se haya negado a firmarle un compromiso por escrito que les garantice que podrán edificar todo lo que les han permitido. "No son ni propietarios del suelo ni del parque, no hay norma jurídica que dé cobertura a un aval de nuestros técnicos. Podrían acusarnos de especular, de darles preferencia frente a otros compradores", dice Carrillo.

  • 1