Local

El viaje del "niño del globo" resultó ser un montaje para buscar publicidad

Los padres del pequeño encaran ahora cuatro cargos: conspiración, presentación de falso testimonio a las autoridades, inducción a la delincuencia de un menor e intento de influir sobre un funcionario público.

el 19 oct 2009 / 06:05 h.

TAGS:

El incidente del "niño del globo", en el que una familia aseguró que su hijo menor flotaba a la deriva en un artefacto de fabricación casera, resultó ser un completo montaje, según denunció hoy la Policía en Estados Unidos.

 

Richard y Mayumi Heene, los padres del niño Falcon Heene, de seis años, encaran ahora cuatro cargos: conspiración, presentación de falso testimonio a las autoridades, inducción a la delincuencia de un menor e intento de influir sobre un funcionario público.

Los dos últimos conllevan penas de hasta seis años de cárcel cada uno y una multa de medio millón de dólares.

El abogado de la familia, David Lane, aseguró hoy que los padres están dispuestos a entregarse a la Policía para evitar "el espectáculo público y la humillación" de ser detenidos en presencia de sus hijos. Lane ha recomendado a sus clientes que no hagan declaraciones.

En el montaje, que buscaba publicidad con la esperanza de protagonizar un "reality show" en televisión, participaron tanto los padres como sus tres hijos, entre los seis y los diez años. No se presentarán cargos contra los niños debido a su corta edad, indicó el alguacil del condado de Larimer, Jim Alderden.

Todos ellos "son actores. Los padres se conocieron, de hecho, en una escuela de arte dramático en Hollywood. Hicieron una buena representación y nos la tragamos", reconoció Alderden en una rueda de prensa.

Los Heene, recordó, no son ajenos al mundo de la televisión y ya había participado en algunos episodios de un "reality show", "Wife Swap", en el que dos familias intercambian a sus respectivas madres.

Hasta el momento no se han presentado los cargos, a la espera de que lo autorice el fiscal del distrito, y los padres permanecen junto a sus hijos en la vivienda familiar.

El caso dio la vuelta al mundo el jueves cuando se dio a conocer que los servicios de emergencia perseguían un globo de helio de grandes dimensiones y fabricación casera, después de que los Heene alertaron a los medios de comunicación y a la Policía -por este orden- que Falcon podría estar dentro.

La persecución a lo largo de más de cien kilómetros obligó a suspender temporalmente las operaciones del aeropuerto internacional de Denver. Cuando el globo cayó a tierra no había rastro del niño.

Falcon apareció horas después, sano y salvo en su casa. El pequeño declaró que había estado escondido en el altillo del garaje, asustado porque su padre lo había regañado.

Las sospechas de que todo era un montaje comenzaron esa misma noche, cuando en una entrevista en la cadena CNN su padre le preguntó por qué no había contestado cuando lo llamaban y el niño replicó: "Vosotros dijisteis que lo hacíamos por el show".

Al día siguiente, en dos entrevistas distintas, el niño se puso a vomitar cuando los periodistas preguntaron qué había querido decir con eso.

Según explicó Alderden hoy, inicialmente la Policía creyó que la familia actuaba de buena fe pero tras la entrevista comenzaron las sospechas.

"El lenguaje corporal de la familia cuando Falcon dijo aquello dejó claro que estaban mintiendo", sostuvo.

Además, aunque basado en las medidas que había proporcionado Heene se consideró factible que el globo pudiera cargar el peso del niño, 18 kilos, una vez que se constataron sus dimensiones reales se vio que era imposible.

El globo, relleno de helio, estaba hecho de unas lonas impermeables pegadas con cinta adhesiva y cubiertas con aluminio. La canasta era una caja hecha de tablas de conglomerado de madera muy finas y sujetas con cinta adhesiva y cuerda.

Además, la Policía cree que Falcon ni siquiera estuvo en el altillo del garaje como decía. "Pudo haber estado perfectamente en los columpios en el parque de al lado", declaró Alderden.

La Policía volvió a interrogar por separado el sábado a Richard y Mayumi Heene y de estas declaraciones obtuvo los indicios suficientes como para que se ordenara un registro de su vivienda.

Los investigadores se llevaron computadoras, documentos financieros y todo tipo de papeles que pudieran hacer referencia al posible desarrollo de un programa de televisión.

A lo largo de los próximos días, la Policía de Larimer se pondrá en contacto con la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y la Autoridad Federal de Aviación (FAA) para determinar si además de los cargos que contempla se presentan otros.

  • 1