Local

El viento complica la extinción, aunque se ha alejado el peligro de las casas

El fuerte viento, que amenaza con arreciar en las últimas horas, y lo abrupto del terreno están dificultando las tareas de extinción del incendio de Horta de Sant Joan, aunque los bomberos han conseguido ya estabilizar los frentes más preocupantes por su proximidad a los núcleos habitados.

el 16 sep 2009 / 06:04 h.

TAGS:

El fuerte viento, que amenaza con arreciar en las últimas horas, y lo abrupto del terreno están dificultando las tareas de extinción del incendio de Horta de Sant Joan, aunque los bomberos han conseguido ya estabilizar los frentes más preocupantes por su proximidad a los núcleos habitados.

Según han explicado en una rueda de prensa en Horta de Sant Joan (Tarragona) el secretario general de Interior, Joan Boada, y el jefe del operativo de extinción, Félix González, los esfuerzos de los bomberos se centran ahora en "anclar" los perímetros del incendio y en controlar el fuego en el frente del noroeste, donde está la masa forestal más afectada y las llamas tienen más actividad.

El intenso viento, que según las previsiones meteorológicas podría arreciar de cara a la tarde, es la principal traba para las tareas de extinción, ya que amenaza con reavivar las llamas y en algún momento de esta mañana ha obligado incluso a retirarse a los medios aéreos.

Otras de las dificultades con que tropiezan los bomberos es lo escarpado del terreno, que en algún punto está obligando a los efectivos a afrontar manualmente pequeños focos de incendio, apoyados por los medios aéreos, una tarea que estaban realizando los bomberos fallecidos ayer.

"Ésta es la gran característica de este incendio, los medios manuales en primera línea intentado apagar fuegos secundarios que sólo se pueden apagar de esa manera", ha explicado Boada.

El más conflictivo es el flanco del noroeste, donde esta mañana no se han podido desplegar ni los medios terrestres ni los aéreos, porque ese frente es el que se está reavivando y, ha admitido González, "podría causarnos problemas al mediodía".

De todas maneras, los frentes más preocupantes por su proximidad a las zonas urbanas están ya estabilizados, aunque "siempre supeditados a lo que pueda hacer el viento" -ha recalcado el secretario general.

Precisamente, según Boada, un viento "descontrolado" y con rachas que soplaban en distintas direcciones provocó ayer que el fuego se reavivara "como una chimenea" y que las llamas envolvieran de forma repentina al grupo de bomberos fallecidos y heridos.

Con una gran contundencia, por la que incluso ha pedido disculpas, el secretario general ha insistido en esa rueda de prensa que en ningún momento el equipo de Bomberos de la Generalitat "se relajó ni dio el fuego por controlado ni en fase de control" y prueba de ello es, en su opinión, que han muerto cuatro efectivos.

Según Boada, la situación se complicó cuando el viento giró y se arreció, lo que obligó a retirarse a los medios aéreos y a trabajar manualmente en primera línea en zonas en las que no se podía acceder en coche o camión.

Por ese motivo, "alguien podría pensar que no había suficientes medios" luchando contra el fuego, ha añadido el secretario general de Interior, tras elogiar la "profesionalidad y rigor" con que dirigieron el operativo los mandos de los Bomberos.

"Perdonen que sea tan contundente, pero es que quiero ser muy claro para evitar especulaciones y acusaciones que no tienen nada que ver con la realidad", ha remachado Boada, al tiempo que pedía "respeto" para los bomberos por la situación de estrés y de volumen de trabajo que están soportando debido a este fuego.

El secretario general de Interior ha respondido también a las críticas de los vecinos de Horta de Sant Joan que se quejaban de que no les habían dejado participar en las tareas de extinción.

Según Boada, los Bomberos "no podían permitir que los vecinos accedieran a situaciones de peligro", ya que si profesionales tan experimentados como los bomberos fallecidos han sufrido un accidente tan tráfico, "qué podría haber pasado" con los ciudadanos, por muy buena voluntad que tuvieran.

El responsable de Interior ha puntualizado, no obstante, que se han atendido las indicaciones de los vecinos del pueblo conocedores del terreno para afrontar las tareas de extinción.

Respecto a las causas del incendio forestal, Boada ha explicado que esa investigación corresponderá hacerla al cuerpo de Agentes Rurales, pero una vez el fuego esté extinguido.

  • 1