Local

El viento obliga a nuevos desalojos en La Palma

Unas 4.000 personas han tenido que ser desalojadas hoy como consecuencia de un incendio en la isla de La Palma, que tiene tres focos. En las labores de extinción del fuego, que ha provocado importantes daños materiales y ha obligado a cortar algunas carreteras, trabajan más de 250 personas.

el 16 sep 2009 / 06:33 h.

TAGS:

La presidenta del Cabildo de La Palma, Guadalupe González Taño, informó esta tarde de que el cambio en la dirección del viento ha propiciado que el frente del este del incendio que lleva ardiendo desde hace 19 horas en la isla gire hacia la zona de Montes de Luna, en el municipio de Mazo, "por dónde ya había pasado", con lo que ha obligado al desalojo de nuevas viviendas en este barrio.

González en declaraciones a Europa Press señaló que es difícil hacer aún el recuento de personas afectadas por este nuevo desalojo, porque muchas de ellas ya lo habían sido durante la madrugada. "Ahora el fuego está en la zona alta del municipio", puntualizó al tiempo que expuso que la cifra dada de unos 4.000 evacuados sigue siendo válida.

El centro de formación de tropa de Canarias, en Breña Baja, es el único recinto que actualmente cobija a evacuados, ya que muchos se han trasladado a casas de familiares y amigos. González apuntó que también se han habilitado los polideportivos de Mazo y Breña Alta, aunque aún no han sido aún utilizados. "He podido hablar con algunos de ellos y me han trasmitido su desasosiego por no saber qué pasa con sus casas", lamentó la presidenta. Sobre el número de casas calcinadas, González expuso que todavía no puede entrarse en la zona afectada para hacer balance.

Con respecto al segundo frente, el del oeste y que es más preocupante, González explicó que aún no ha llegado a la Ermita de Santa Cecilia, lugar dónde se han centrado los trabajos para actuar allí gracias a las coladas de lava como cortafuego. "El fuego se dirige en dirección a El Paso, pero el viento nos está ayudando y la evolución de las llamas es muy lenta", dijo.

Aquí la presidenta insular planteó que "la evolución es favorable" en este frente, aunque precisó que el viento es "cambiante" por lo que concluyó que "no se puede dar nada por seguro".

"Desde luego es un incendio totalmente atípico porque el viento tan cambiante y variable que propició que hubiera muchos pequeños frentes, sobre todo en Fuencaliente, lo que dificulta las labores de extinción", resumió González.

Por último, González reconoció que "por la noche se complican enormemente las cosas por aire", pero incidió en que se seguirá trabajando por tierra. En este punto agradeció el "rápido" despliegue de medios desde todas las administraciones.

Unas 4.000 personas ya tuvieron que ser desalojadas esta mañana como consecuencia de un incendio en la isla de La Palma, que tiene tres focos.

En las labores de extinción del fuego, que ha provocado importantes daños materiales y ha obligado a cortar algunas carreteras, trabajan más de 250 personas.

Los factores que están dificultando las tareas de control del incendio son las altas temperaturas, que rondaban los 38 grados centígrados, y los vientos superiores a los 70 km/h Norte Sur.

  • 1