Local

El Virgen del Rocío opera a un feto con tumor cervical

Aún no había nacido y ya pasaba por un quirófano. Tenía un tumor cervical que al nacer le impediría respirar. Unido a su madre por el cordón umbilical y sin salir aún del útero fue sometido a la intervención que le salvaría la vida.

el 15 sep 2009 / 18:42 h.

TAGS:

Aún no había nacido y ya pasaba por un quirófano. Tenía un tumor cervical que al nacer le impediría respirar. Unido a su madre por el cordón umbilical y sin salir aún del útero fue sometido a la intervención que le salvaría la vida. Es el quinto caso de cirugía fetal abierta que el Virgen del Rocío realiza con éxito.

Tan sólo cuenta con cinco días de vida y ya ha pasado por dos intervenciones: una, minutos antes de nacer; la otra, al día de venir al mundo. Ambas, le han salvado la vida. Se trata del bebé protagonista del quinto caso de cirugía fetal abierta del Virgen del Rocío -en las que se opera al feto dentro del vientre materno tras la apertura del útero-, una técnica en la que el centro sevillano fue pionero en el año 2007 y que, en este caso, ha permitido curar al recién nacido de un tumor cervical que le impedía respirar.

Todo empezó el lunes. El equipo multidisciplinar del programa de medicina y terapia fetal -formado por especialistas en medicina fetal, cirujanos pediátricos, neonatólogos, neurocirujanos, anestesistas y enfermeros especializados-, operó al pequeño a sus 37 semanas de gestación (ya cumplidos los nueve meses). Unido aún por el cordón umbilical a su madre, y dentro de su vientre, el feto fue sometido a una laringoscopia directa y a una intubación necesaria para que, una vez fuera del útero y sin el cordón umbilical uniéndole a su madre, el recién nacido pudiera respirar. Fueron sólo dos minutos de operación. "Un tiempo récord", apuntan desde el centro hospitalario.

Tras la operación ya sí podía cortarse el cordón umbilical y que el pequeño naciera sin peligro. Al día siguiente, el martes, estabilizado ya en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, tocaba la segunda intervención. Esta vez para proceder a la extirpación del tumor que comprimía su vía aérea y esófago, y que "comprometía seriamente su vida" de no haber sido sometido a la intervención con el procedimiento EXIT (cirugía ex utero intrapartum treatment: operar minutos antes del nacimiento, con el feto aún conectado al cordón umbilical para aprovechar la circulación de la placenta), usado en patologías que comprometen la vida del feto antes de nacer. Ahora el pequeño está a salvo.

Con esta intervención, el Virgen del Rocío se coloca a la vanguardia de este tipo de cirugía. En julio de 2007 realizó la primera operación EXIT en Europa en un feto de 26 semanas con espina bífida. A partir de ahí ha aplicado esta cirugía en dos embarazos gemelares y en otro feto más en marzo de este año. "El éxito reside en orquestar con precisión a 20 profesionales de diversas disciplinas", apuntan desde el centro.

  • 1