Cultura

El Virgen del Rocío reconstruye el nervio facial del torero Juan José Padilla con técnicas de microcirugía

Se prevé que el diestro, que evoluciona bien y en poco menos de una  semana obtenga el alta, recupere el 80% de su movilidad facial

el 24 nov 2011 / 10:37 h.

El torero Juan José Padilla,  operado el pasado martes en el Virgen del Rocío para la reconstrucción del nervio facial izquierdo, evoluciona favorablemente, según ha informado el propio hospital en un comunicado. Asimismo, explica que el periodo de hospitalización podría ser de una semana, si no se produce ninguna complicación.

El torero, que sufrió una grave cogida el pasado 7 de octubre , precisará un programa intenso de rehabilitación, que consistirá en reeducar la musculatura facial afectada.

El cirujano maxilofacial Alberto García Perla ha sido el responsable de dirigir esta compleja cirugía que se prolongó durante algo más de once horas y en la que se persigue que el diestro recupere la movilidad en esta parte del rostro, gravemente dañado tras el traumatismo que sufrió.

Junto al doctor García Perla, han participado en la intervención el cirujano maxilofacial Rodolfo Belmonte, el cirujano plástico Domingo Sicilia, los otorrinolaringólogos Francisco Esteban y Rafael Martínez y el anestesiólogo Enrique Navas, apoyados en todo momento por el personal de enfermería del área quirúrgica.

La cirugía realizada ha consistido en la reconstrucción del nervio facial que quedó roto tras la grave cogida que sufrió el paciente. Mediante técnicas de microcirugía nerviosa y vascular y tras la laboriosa localización del extremo próximo a la base del cráneo, se ha suturado éste con el extremo que se hallaba en la zona de la mejilla. Se ha precisado la toma de un injerto nervioso de la pierna del paciente para llevar a cabo dicha unión.

Asimismo, se ha procedido también a reparar la rama superior del nervio facial, que mueve la frente, y que había sido seccionada por la cornada. Para ello se utilizó otro fragmento del injerto nervioso tomado de la pierna, interponiéndolo entre los dos extremos lesionados de esa rama.
 

 

  • 1