Deportes

El volcán islandés puede hacer variar los planes de Guardiola

Unos 20.000 aficionados culés podrían perderse la final de Wembley. El técnico, dispuesto a viajar hoy mismo a londres por si cierran el espacio aéreo

el 23 may 2011 / 20:15 h.

Un enemigo inesperado se vuelve a cruzar en el camino del Barça. Se trata de Grimsvötn y no, no es un jugador, equipo ni entrenador. Así se llama el volcán surgido en Islandia y que puede alterar los planes de viaje para jugar la final de Champions del equipo catalán. Ya el año pasado otro volcán hizo que el Barça fuera de la ciudad culé hasta Milán en autobús para jugar contra el Inter.

Pep Guardiola analizó ayer, ante una abarrotada sala de prensa, las consecuencias que puede tener el volcán islandés en la agenda blaugrana. Al técnico culé no le importaría viajar hoy mismo para evitar problemas con la erupción del volcán islandés Grimsvötn.  "Ahora, lo aconsejable es que hablen los entendidos. Y, lo que nos digan, así lo haremos. Si nos dicen que no podemos arriesgar, pues mañana -hoy para el lector- carretera y manta. Los técnicos y entendios emitirán un comunicado y ya decidiremos", informó el entrenador barcelonista durante la jornada dedicada por la UEFA a los medios de comunicación.

Al técnico blaugrana también le preocupa que la erupción del volcán afecte a los 20.000 aficionados culés que se esperan en Wembley para presenciar el partido ante el Manchester United en la final de la Liga de Campeones.

"La preocupación del club se centra también en todos los aficionados. Esto es un espectáculo y lo hacemos para ellos. No estaría bien que se jugase la final con la mitad del campo vacío", dijo Guardiola.

En lo meramente deportivo, Guardiola no se fía de su rival y se mostró precavido destacando las virtudes de su oponente en Wembley. El técnico azulgrana cree que el equipo inglés se parece mucho al de la final de hace dos años y recuerda que en aquel partido "ellos dominaron en la primera parte".

El entrenador del Barça también se mostró confiado en que se verá "una buena final entre dos buenos conjuntos" y apuntó que la única posibilidad de que no sea un buen partido es que "alguno de los dos equipos tenga miedo a perder". Toda la plantilla del Barça entreno ayer al completo para preparar la final.

  • 1