Local

El voto por correo frena la reforma electoral

Los grupos parlamentarios no avanzaron el jueves en un acuerdo sobre la reforma electoral debido a desencuentros sobre el voto por correo de los españoles en el extranjero, que PP y BNG piden que sea rogado (a petición expresa del votante) para dar más garantías, algo que rechaza el PSOE porque puede reducir la ya de por sí baja participación.

el 15 sep 2009 / 18:39 h.

TAGS:

Los grupos parlamentarios no avanzaron el jueves en un acuerdo sobre la reforma electoral debido a desencuentros sobre el voto por correo de los españoles en el extranjero, que PP y BNG piden que sea rogado (a petición expresa del votante) para dar más garantías, algo que rechaza el PSOE porque puede reducir la ya de por sí baja participación.

Este debate centró la reunión del jueves de la subcomisión sobre las posibles modificaciones del Régimen Electoral General, después de que el miércoles comparecieran en ella el secretario general de Asuntos Consulares y Migratorios de Exteriores, Francisco Javier Elorza, y el director general de Política Interior, Adolfo Hernández.

Los miembros de la subcomisión de la Comisión Constitucional se reunieron el jueves, bajo la presidencia de Alfonso Guerra, para estudiar los posibles cambios del sistema electoral del Censo de Residentes Ausentes (CERA). En la reunión pesaron los informes técnicos de los Ministerios de Asuntos Exteriores y de Interior, que avisaron de la enorme complejidad que supondría adoptar el modelo de voto en urna para los emigrantes propuesto por el Parlamento de Galicia, ya que implica duplicar la administración electoral.

En ese contexto, el PSOE propuso una alternativa que, recogiendo "el espíritu" de la iniciativa gallega, permitiese salvar las "dificultades técnicas" simplificando el sistema, según explicó el portavoz de los socialistas, José María Benegas. Su propuesta sería que los emigrantes pudieran votar en urna en los consulados. La votación se haría unas fechas antes de la jornada electoral en España, a lo largo de uno o dos días, y las papeletas se enviarían por valija diplomática al territorio nacional para proceder a su recuento en la junta electoral correspondiente.

Lo que no salió adelante fue el voto rogado (a petición del votante) por entender que aumentaría la abstención.

  • 1