Economía

El vuelo más internacional de San Pablo

El A400M surcará cielo andaluz durante tres horas el jueves o viernes de la próxima semana

el 04 dic 2009 / 22:47 h.

Ignacio Lombo y Edward Strongman serán copiloto y comandante del primer vuelo del A400M.

El próximo jueves o viernes -aún no está decidido, primero hay que comprobar el parte meteorológico- todas las miradas estarán puestas en Sevilla. La ciudad albergará un nuevo hito industrial en su ya larga tradición aeronáutica, con el primer despegue del A400M, el avión de transporte militar que se monta en San Pablo, y del que ocho países son clientes.

La aeronave enfila las últimas pruebas previas a su primer vuelo, que se sucederán de forma intensiva (al igual que lo ha hecho en las últimas semanas) y que están previstas que concluyan el lunes a más tardar. En concreto, restan por comprobar "un par de frenadas a una velocidad de 100 y 120 nudos".

Se trata de despegues abortados a distintas velocidades. La operación a 120 nudos (que equivale a una velocidad de 220 kilómetros por hora) será la última de este tipo que se acometerá antes del gran día. Así lo puntualiza Fernando Alonso, responsable de los ensayos en vuelo, que ayer presentó oficialmente a los dos hombres que ocuparán la cabina de mando en una ocasión tan especial.

Serán el británico Edward Strongman, jefe de pilotos de pruebas de la rama militar de Airbus, y el español Ignacio Lombo, piloto de ensayos experimentales, que irá de copiloto, los protagonistas -excluyendo al avión- de la jornada. Pero no serán los únicos tripulantes.

Cuatro ingenieros les acompañarán a bordo durante las tres horas que está previsto que se prolongue el primer despegue desde las pistas del aeródromo sevillano, para lo que será necesario cerrar el tráfico aéreo durante los instantes previos al aterrizaje y despegue.

Desde ahí el aparato sobrevolará un radio de entre 200 y 300 kilómetros con Sevilla como punto de referencia. Pero no se trata de una fiesta cerrada. A la espera de conocer si finalmente la agenda de Don Juan Carlos, Rey de España, le permitirá finalmente asistir al evento, sí que serán testigos de excelencia representantes de los ministerios de Defensa de todos los países clientes (España, Alemania, Francia, el Reino Unido, Turquía, Bélgica y Luxemburgo). Pero no los únicos.

Los sevillanos podrán seguir el desarrollo de este evento a través de pantallas gigantes que el Ayuntamiento de Sevilla instalará, informó la empresa, en distintas zonas de la ciudad, para la que el A400M "se ha convertido ya en un icono". Además, los 116.000 trabajadores que integran la familia de EADS también participarán, en directo vía satélite, del evento desde sus centros de trabajo repartidos por toda Europa.

Tres semanas lleva el equipo de ingenieros trabajando con el avión sometiéndolo a pruebas y ensayos. En este tiempo, han aparecido algunas cuestiones a mejorar pero "nada grave". Desde una tuerca que se soltaba al frenar, hasta indicadores que se encendían sin tener por qué hacerlo y algunas cuestiones de mantenimiento.

Unas se han corregido y otras no son imprescindibles que estén a punto para el primer vuelo, señaló Alonso, que apostilló en todo caso que "no han puesto en duda en ningún momento" la conveniencia del despegue.

Edward Strongman, comandante del avión, aseguró no sentir presión añadida como consecuencia de los retrasos de más de tres años acumulados por el programa, mientras que Ignacio Lombo recordó que el objetivo de ese día no deja de ser técnico -un vuelo de una larga serie de ensayos en el aire- pese a la enorme expectación generada.

  • 1