Cultura

El walkman muere para reencarnarse en China

Sony deja de fabricar en Japón el fetiche tecnológico de los 80 y las fábricas chinas toman el relevo con los reproductores de cassette.

el 25 oct 2010 / 16:27 h.

Era el 'gadget' de los 80, y desde el viernes comparte la suerte del 'Spectrum'. Sony ha dejado de fabricar el walkman en Japón, un aparato que, cuando lo vean en un museo y si tienen mennos de 25 años, no era ni más ni menos que una especie de reproductor mp3 pero analógico y que funcionaba con un cassette , ese artilugio que ahora se sigue usando para grabar psicofonías.

Los primeros walkman aparecieron en Japón en 1979 -en España años más tarde, porque todavía estaba fuera del Mercado Común y todas las novedades llegaban con retraso y a precios exhorbitados-. Pero con el paso de los años Sony vendió 200 millones de unidades, según la nota de la compañía en la que da cuenta de la defunción del aparato.

En todo Occidente  se puso de moda salir a la calle escuchando música sin molestar al vecindario. Los mismos columnistas de lo carca que laceraban a los macarras por poner el 'loro' a todo trapo, lejos de saludar este avance en las buenas costumbres, se cebaron con las adolescentes que llenaban su cabeza de pájaros al ritmo de un pop que ya no molestaba más que a sus propios tímpanos.

Pero la llegada del CD arrumbó los cassettes desde finales de los mismos años 80. La puntilla llegó con los formatos digitales de música, como el mp3, la década pasada. Hace años que comprar un cassette es un capricho difícil de nostálgicos y de hecho, la web de Sony en español no los ofrece , aunque tiene algunos sucesores que han heredado el apellido walkman. El más cañí es un transistor para ese público mayor de 60 años que todavía consume más radio que televisión. Pero de reproductores de cintas de cassette, nada de nada.

No se trata del final definitivo. El mundo no se acaba en occidente y el walkman se ha reencarnado ya en las fábricas chinas a las que Sony ha autorizado a fabricarlo. La banda sonora de las economías emergentes seguirá sonando en cassette, al menos en los barrios donde malvive la mayor parte de la población.

  • 1