Deportes

El waterpolo masculino luchará por el quinto puesto

el 10 ago 2012 / 14:55 h.

La selección española de waterpolo superó el difícil trance de haber caído en los cuartos de final ante Montenegro y con su victoria frente a Estados Unidos (7-8) luchará ante el ganador del Hungría-Australia por la quinta plaza de Londres 2012.

El conjunto de Rafa Aguilar, arropado desde la grada por las subcampeonas olímpicas, no cuajó un gran encuentro, pero supo administrar su buen inicio de partido, con un 0-3 a su favor en menos de seis minutos, y resistir las acometidas del equipo norteamericano.

Además de las magníficas intervenciones del meta Iñaki Aguilar, Marc Minguell, con un tremendo, disparo, Felipe Perrone y Guillermo Molina, rubricaron con sus goles un buen inicio de España, bastante más concentrada en defensa que sus rivales y muy certera en ataque.

No obstante, poco a poco los pupilos de Terry Schroeder se metieron en el partido. Layne Beaubien acortó distancias antes de terminar el primer parcial y Jeff Powers, también en superioridad, igualaron la contienda.

La selección española se recompuso sin excesivos problemas con dos dianas de Felipe Perrone y Minguell y llegó al descanso con un 2-5 muy esperanzador, por el resultado y por lo visto en la piscina del Waterpolo Arena.

En cambio, una serie de errores en el inicio del tercer set impidieron a España incrementar su ventaja y Estados Unidos lo aprovechó para seguir con vida y meter presión a España.

Tony Azevedo, antes de lesionarse en su mano izquierda, y Adam Wright, situaron el marcador en 4-5 a 3.45 del final de este periodo, pero Iván Pérez respondió con su habitual veteranía para devolver la tranquilidad (4-6).

Los norteamericanos no estaban dispuestos a capitular sin oponer resistencia y de inmediato devolvieron al encuentro a la senda del equilibrio, aunque España siempre respondió para mantener la iniciativa.

El intercambio de goles en el último parcial no hizo sino alargar la resolución de la contienda, que no llegó hasta que a falta de 43 segundos Felipe Perrone, con su tercer tanto, selló el triunfo español (6-8). Marcó luego Ryan Bailey, pero ya no les quedaba a los estadounidenses sino perseguir por la piscina a los chicos de Rafa Aguilar, que aguardan rival en la lucha por la quinta plaza.

  • 1