miércoles, 12 diciembre 2018
08:45
, última actualización
Cultura

‘El zoo de cristal’ devuelve al Lope a la actriz Silvia Marsó

La conocida obra de Williams llega estos días a la cartelera.

el 23 ene 2015 / 15:44 h.

TAGS:

Los Wingfield, una familia del sur de Estados Unidos, han vivido la bonanza y el esplendor de antes de la Gran Depresión. Abandonados por el padre, Amanda, la madre, trata de proteger a los suyos y de sacarlos de la miseria, pero lo hace de una manera neurótica y obsesiva. El argumento, a estas alturas, resulta emblemático.Es El zoo de cristal, la obra maestra de Tennessee Williams (1911-1983), también, según los especialistas, la más sincera y autobiográfica del prestigioso escritor.

Coproducida por el Teatro Español y Secuencia 3, este histórico drama permanecerá hasta el domingo en el escenario del teatro Lope de Vega. «Tennese Williams es un poeta que yo comparo con García Lorca porque, pese a que son muy distintos, tienen una visión enormemente profunda del ser humano, lo supieron entender como nadie y no se quedaron en lo superficial; sus personajes son a la vez triunfadores y perdedores, verdugos y víctimas», opinó ayer la actriz Silvia Marsó, que protagoniza la obra (en el papel de Amanda) junto a Carlos García Cortázar, Alejandro Arestegui y Pilar Ruiz. Estrenada en Broadway en 1945, y cinco años después llevada al cine con Jane Wyman y Kirk Douglas, esta nueva adaptación está firmada por Francisco Vidal y con escenografía de Andrea D’Odorico, que falleció en Sevilla hace un mes.

«Las obras grandes, y esta lo es sin ninguna duda, pasan siempre la criba de los siglos porque son capaces de hablar de los conflictos del ser humano, por eso por mucho que pasen las décadas siguen siempre ahí, intactas». Por su parte, Alejandro Arestegui, que interpreta a Tom, en el que se dice se refleja la propia personalidad de Tennessee Williams, destacó que la obra «es un flashback que mi personaje hace de su vida. La cuenta porque tiene necesidad de hacerlo. Es un soñador».

La actriz Pilar Gil encarna a Laura, el tercer miembro de esta familia abandonada y donde la figura del padre ha desaparecido. Gil abundó en la idea de que Laura «representa la propia fragilidad humana, que vive en un mundo de fantasía que, al igual que el resto de los personajes, huye de la realidad a través de su colección de figuritas de cristal». Por último, Carlos García Cortázar afronta en este montaje su debut teatral dando vida a Jim, al que el actor señaló como «una clara víctima del sueño americano, el típico chaval que triunfaba de adolescente pero que termina trabajando en una zapatería, un destino que se resiste en aceptar rotundamente».

Los protagonistas de este Zoo de cristal coincidieron en que si algo no hace Williams en su texto es «juzgar a sus personajes»:«Todos están frustrados y eso les lleva irremediablemente a ser unos perdedores, pero no estamos ante la típica historia de culpables y víctimas», dijo Silvia Marsó, quien reconoció que pese a su amplia trayectoria en cine y televisión (Gran reserva, Ana y los 7...) una obra como esta «es lo que quería hacer».

La obra se representa hoy viernes a las 20.30 horas. El sábado hay doble función a las 18.30 y a las 22.00 horas y el domingo la función tendrá lugar a las 19.30 horas. Las entradas con precios entre los cuatro euros en el Paraíso y los 21 euros en patio de butacas pueden adquirirse en las taquillas del teatro y en la web www.generaltickets.com. También hasta cinco minutos antes de la representación, si quedasen localidades libres.

  • 1