martes, 18 diciembre 2018
18:26
, última actualización
Local

"El Carambolo se devaluaría en el consistorio y Zoido, como Monteseirín, no lo entiende"

Bernardo Bueno, exconcejal y ex delegado provincial de Cultura no entiende que el gobierno local critique el dictamen de los expertos.

el 23 feb 2015 / 11:00 h.

TAGS:

18/02/2015JOSE LUIS MONTEROEntrevista a Bernardo Bueno. —Más de dos años retirado de las responsabilidad institucional. ¿Le apetecería volver? —Me he jubilado, pero no me he retirado. No tengo cargos, aunque sigo colaborando con el partido y las instituciones. No creo que vuelva a primera fila. Mi tiempo pasó. —Muchos se han acordado de usted estas semanas porque se repite la polémica del Carambolo, que ya le enfrentó al exalcalde Sánchez Monteseirín. El Ayuntamiento quiere exponer el original en Plaza Nueva y la Junta se niega. —No entiendo que el gobierno local critique el dictamen de los expertos. ¿No fue la misma Comisión de Bienes Culturales de la Junta la que le dijo al anterior alcalde del PSOE que no? Fueron los mismos técnicos. El criterio no ha variado. Hay un convenio firmado por el Ayuntamiento y el Ministerio que establece que el tesoro es municipal, pero que debe estar en el Arqueológico. —¿Y no se puede llevar temporalmente a la casa consistorial como pide Zoido? —Es algo que a todas las corporaciones les cuesta entender. También a Monteseirín, que tuvo el mismo mosqueo que Zoido ahora, o incluso peor, porque su concejal de Cultura me puso... Sacarlo del museo lo devalúa, porque eso es no darle su sitio. Los técnicos, que no son políticos, lo consideran así. Y se pronuncian en función de los convenios y de razones técnicas. Quien piense que la capacidad de influencia de un director general de la Junta es tan grande como para convencerlos, se equivoca. —¿Pero es posible que el alcalde monte la exposición con el permiso del Gobierno pero sin el aval de la Junta, como defiende el ministerio? —El informe del ministerio que autoriza el préstamo es muy cuco, y dice que el permiso queda a expensas de los expertos, y la comisión técnica de la Junta es de expertos. —Pero el ministerio dice que su dictamen no es vinculante —No es así. Hay dos llaves para abrir la caja fuerte donde está el tesoro. Una la tiene el Ayuntamiento y la otra, la Junta. Si la consejería no tuviera nada que ver, opinar y decir, a razón de qué iba a tener esa llave. La Junta es absolutamente competente. La prueba es que el consistorio no ha cogido las piezas aún. Por algo será. —¿Y por qué sostiene lo contrario el ministerio? —El dictamen es vinculante. Para ir a Nueva York elCarambolo llevó informes positivos de la Junta. Siempre que el tesoro se ha sacado ha tenido la autorización autonómica. Es más, cuando se abre la caja del tesoro por alguna razón, siempre hay un representante de la consejería y otro del Ayuntamiento. Al fin y al cabo, la Junta es Estado. Eso es lo que le cuesta entender a la derecha. —¿Se está haciendo electoralismo con este asunto? —El alcalde está usando el Carambolo, pero se equivoca. Lo que tendría que hacer es presionar a la Junta para que se exhiba el original en el museo, para que se haga cumplir lo firmado. Debe estar expuesto en el Arqueológico. —Parece que usted lo tiene muy claro. ¿Por qué la Junta no responde al ministerio ni aclara esta disputa? —No sé. Yo alguna vez lo expliqué cuando me tocó. Los que están ahora, que opinen. —¿Usted sabe dónde se mete la Consejería de Cultura en Sevilla últimamente? No se les ve por aquí como antes. —[Se ríe]. Yo la veo. Pero algunas cosas habría que modificarlas. Creo que Sevilla requiere más presencia de la consejería. Sé de las dificultades que hay ahora, de la falta de medios... pero a mí sí me gustaría que tuviera un poco de más presencia. —¿Se ha diluido Cultura con Educación y Deportes? —Puede ser. Cultura siempre ha estado sola. Creo que hay que estudiar esa cuestión para el futuro. Visto lo que tenemos ahora, habría que analizar si ha resultado positivo o no. Merece la pena que se le preste atención. —Hablemos de otra comisión. Habrá visto la que le ha caído a la de Patrimonio por rechazar el nuevo puente de la Cartuja. Zoido dice que es un órgano político para bloquear sus proyectos. —Lo he visto. Conozco a la comisión. La forman funcionarios completamente autónomos y personas que nada tienen que ver con PSOE. Están ahí por sus conocimientos y prestigio. Que el alcalde busque sus nombres a ver si son socialistas. Ninguno aceptaría una imposición de nadie. Yo lo he vivido. —El regidor afirma no entender la negativa a su puente cuando sí se permitió la torre Pelli. —La torre no la aprobó la comisión. Se lo he explicado a Zoido muchas veces. Se puede ver en las actas. El primer proyecto de la torre tenía una serie de actuaciones que afectaban a lámina del río, y lo vetamos. Luego vino otro diseño sin afectar al río, que es donde teníamos competencia. La comisión no autorizó la altura, eso lo hizo el Ayuntamiento anterior. —¿Y qué le responde Zoido? —Se sonríe. Cree que en la Junta están todos los días viendo cómo fastidiarle. Y pienso que de verdad se lo cree. —¿Cómo ve ahora la ciudad? —Desde el punto de vista cultural hay que lanzarse otra vez. Se está anquilosado. El Ayuntamiento lo que ha hecho es dejar pasar el tiempo. En cultura hay que arriesgarse y avanzar. Eso te puede traer críticas, pero al final, uno está en política para hacer cosas. —¿Salvaría algo de la gestión del Ayuntamiento? —A mí lo que no me gusta es la continuidad. La concejal de Cultura ha conservado cosas, pero no ha hecho nada nuevo. De vez en cuando hacen algo de relumbrón, porque tienen una persona ahí que sabe y conoce del tema. Pero poco más. —Bueno, se ha creado Operación Talento, aunque sea del área de Juventud. —Sí, muy transgresor... Una catetada más, dicho rápido

  • 1