Local

Elecciones de alto riesgo

Rajoy ofrece su ayuda a Zapatero para tomar medidas de emergencia para hacer frente a la escalada de la prima de riesgo.

el 17 nov 2011 / 21:16 h.

TAGS:

Hoy termina la campaña electoral sin que nadie haya conseguido arrancar al candidato del Partido Popular una medida clara que vaya a adoptar a partir de su más que sonada victoria en las urnas el próximo domingo. Bueno, nadie, nadie, no. La escalada imparable de la prima de riesgo (que ayer colocó a España al borde del rescate del que salió in extremis gracias a la intervención del BCE) y el precio que han tenido que pagar Grecia e Italia por la crisis, con cambios de gobierno donde los políticos han dejado paso a los tecnócratas no sometidos al veredicto de las urnas, han hecho que Mariano Rajoy empiece a tentarse la ropa. Sobre esto sí tiene una idea clara de lo que no quiere y la expresa sin la ambigüedad gallega que caracteriza su discurso: "Personas que no formaban parte de un Parlamento forman ahora parte de gobiernos; no dudo de su legitimidad, pero queremos gobiernos competentes, serios, formales y elegidos por la gente".

La situación a partir del próximo lunes es muy delicada para Rajoy. Si sigue la tónica de los últimos días, la prima de riesgo no va a dar ni un respiro. El décimo al que se ha abonado Rajoy para asegurar que el simple cambio de caras en el Gobierno generará la suficiente confianza como para que la economía española empiece a remontar no parece que sea el Gordo. De hecho, si fuera así, los mercados tendrían que estar teniendo en cuenta ya que el cambio de Gobierno es un hecho. Todas las encuestas así lo advierten. España tendría que estar pues fuera de peligro.

Y no es así. Esto ha dado lugar a otra situación inédita tratándose de Rajoy. El todavía jefe de la oposición se mostró dispuesto a apoyar al presidente del Gobierno si hubiera que adoptar "algún mecanismo de emergencia" ante la situación económica entre la fecha de las elecciones y su toma de posesión, que no se producirá antes de Navidad.

Rajoy, en una entrevista en la SER, afirmó:_"Sí, yo he hablado con Zapatero en las últimas fechas de la situación de los mercados y de lo que pasa en Europa". Mariano Rajoy precisó más:_"Hay un diálogo fluido con el presidente del Gobierno y, si hubiera algún tipo de problema, no creo que haya dificultad para llegar a entendimientos en defensa del interés general". "Estoy convencido de que no habría ni el más mínimo problema ni por su parte, ni por la mía", apostilló. Este discurso dista mucho del mantenido por Rajoy durante la presente Legislatura, en la que el Gobierno no ha contado con su apoyo para sacar adelante duras medidas de ajuste.

Ayer Rajoy y Rubalcaba sí coincidieron en una afirmación: España saldrá de esta crisis porque ni está en bancarrota ni está para que la rescaten.

medicamentos y pensionistas. Por lo demás, Rajoy tuvo que emplear la jornada de campaña de ayer en dejar claro que lo que quieren hacer algunos presidentes populares de comunidades autónomas no tiene por qué coincidir con las políticas que él tiene en mente. Es el caso de la propuesta de Esperanza Aguirre para que los medicamentos dejen de ser cien por cien gratuitos para pagarse en función de la renta. Rajoy asegura que no está a favor de que los pensionistas paguen los medicamentos, aunque no descarta que se tenga en cuenta la renta a la hora de financiar los fármacos. "No quiero que los pensionistas paguen los medicamentos", señaló en la citada entrevista en la SER, tras recordar que "los pensionistas son las personas que siempre están en peor situación porque la inmensa mayoría no recibe ingresos; hay ocho millones de pensionistas y la mayoría no está en la mejor de las situaciones". Descartó que esta medida, propuesta por la presidenta de la Comunidad de Madrid, se pueda calificar de copago, ya que, en tal caso, ya se podría hablar de copago porque "todos los que no son pensionistas pagan parte de los medicamentos". En cuanto a la posibilidad de suavizar la actual Ley Antitabaco abriendo excepciones en algunos locales para que se pueda fumar en su interior, Rajoy volvió a manifestar su intención de "preservar la salud de la gente". Pero si hubo algo que levantó polvareda fueron las declaraciones del candidato del PP en una entrevista con el diario El País en las que reconocía sin tapujos que la Ley de Dependencia "no es viable". "Es un objetivo muy loable el de ayudar a personas que no se puedan valer por sí mismas pero podemos tener el modelo de bienestar que nos permitan nuestros ingresos".

  • 1