sábado, 23 marzo 2019
07:30
, última actualización
Local

Elecciones sangrientas en Irak

el 07 mar 2010 / 08:40 h.

TAGS:

Una mujer vota en una urna del distrito de Karada en Bagdad.

La capital iraquí y la provincia de Diyala son escenario de numerosos atentados de mediana potencia, en los que al menos 24 personas han muerto y otras 44 han resultado heridas.

Las explosiones, por granadas de mortero y otros artefactos, se produjeron tras la apertura de los colegios electorales con motivo de los comicios parlamentarios que se celebran el domingo 7 de marzo de 2010, los segundos después de que fuera derrocado Sadam Husein.

Las detonaciones esporádicas rompían el silencio que  vive Bagdad y en el resto del país, en una jornada en la que está prohibida la circulación de vehículos desde el sabado por la noche y hasta la madrugada del lunes.

En el ataque más reciente, cuatro personas murieron y seis resultaron heridas al impactar un misil katiusha en la carretera principal que conduce al barrio bagdadí de al Hurriya, en el norte de la capital, informaron fuentes del Ministerio de Interior.

Asimismo, la explosión de un artefacto cerca del colegio electoral Al Tabri, en el barrio de Al Yihad, en el oeste de Bagdad, causó la muerte de dos civiles y heridas a otros cinco. En un atentado similar contra otro centro electoral del mismo barrio, otro civil sufrió heridas.

También en el oeste de Bagdad, otras dos personas perdieron la vida por la detonación de una bomba cerca de una escuela en el barrio Al Judra.

En otro ataque con misiles katiusha contra la principal vía de comunicación del barrio Al Kariyat en el distrito de Al Salij, en el norte de la capital, diez personas fueron heridas.

Entre las decenas de ataques que se han sucedido hasta el momento, el más sangriento ha tenido lugar en el distrito de Ur, en el este de la capital, donde dos granadas de mortero que cayeron sobre dos edificios mataron a 12 personas y causaron 8 heridos, según fuentes del Ministerio del Interior.

Además, otra explosión registrada en un edificio del sudoeste de Bagdad mató a cuatro personas y causó heridas a otras ocho.

Las fuentes señalaron a Efe que en este atentado el edificio quedó destruido por la explosión.

Otras ocho personas resultaron heridas cuando participaban en la votación, en otros tres ataques ocurridos cerca de centros electorales en los barrios de Al Mansur y Al Yihad, en el oeste de Bagdad, y de Al Azamiya, en el norte.

Otros proyectiles cayeron en diferentes puntos de Bagdad, incluida la llamada Zona Verde, especialmente fortificada y donde se encuentran varias embajadas y sedes de ministerios, pero en esos casos no se informó de víctimas.

Fuera de Bagdad, en la provincia de Diyala, dos hombres armados murieron al estallar el explosivo que intentaban colocar en una carretera, en la región de Yabara, situada a 115 kilómetros al norte de Baquba, capital de Diyala.

Asimismo, varios ataques en distintas localidades de los alrededores de Baquba contra centros electorales han dejado al menos un herido.

En la localidad de Faluya, 50 kilómetros al oeste de la capital, dos artefactos explosivos causaron heridas a cuatro personas, agregaron las fuentes.

Fuentes del Ministerio del Interior señalaron que al norte de la ciudad oriental de Baquba una bomba estalló de madrugada al paso de un convoy del Ejército de Estados Unidos, pero el artefacto explosivo sólo causó daños al vehículo.

Cuando una patrulla del Ejército iraquí llegó al lugar se registró otra explosión y en el atentado resultaron heridos tres soldados, agregaron las fuentes.

La prohibición impuesta al tráfico rodado pretende evitar los sangrientos atentados registrados en agosto y octubre pasado, que causaron cerca de 300 muertos.

En esos casos fueron coches-bomba o camiones-bomba, que lograron burlar los numerosos controles policiales de la capital, los que trasladaban los explosivos, mientras que hoy se limitan a artefactos medianos o granadas de mortero.

En medio de estos ataques, continuaba la afluencia de votantes a las urnas, con las calles de Bagdad casi vacías por las restricciones de circulación.

El sobrevuelo de helicópteros sobre Bagdad, muy intenso en las fechas previas, era el domingo más reducido.

A primera hora de la jornada electoral emitió su voto en Bagdad el primer ministro, Nuri al Maliki, que mostró su convencimiento de que estos ataques no afectarán a la concurrencia electoral.

  • 1