Local

Electrocutarse por culpa de una papelera

Las bonitas farolas alfredinas que están colocando en la Avenida, en sustitución de las empalizadas del Metro (que serán devueltas al decorado de King Kong, del que nunca debieron salir) tienen abajo una papelera de forja...

el 15 sep 2009 / 04:55 h.

Las bonitas farolas alfredinas que están colocando en la Avenida, en sustitución de las empalizadas del Metro (que serán devueltas al decorado de King Kong, del que nunca debieron salir) tienen abajo una papelera de forja y, encima, una pegatina amarilla con una señal de peligro donde aparece un rayo con muy malos modales. No es un eslogan del tipo Tengamos la ciudad limpia de la muerte. Es sólo humor negro. Lo que faltaba en Sevilla, ciudad poco escrupulosa, era amenazar con la electrocución a quien se le ocurra ser limpio.

Si la urbanidad es ahora mayor que antes, la única explicación es que los papeles y las bolsas de plástico han aprendido a reproducirse. La bolsa volandera es una especie ya endémica de la fauna hispalense; frecuenta los mercadillos y los parques. El papel es más versátil: se adapta a cualquier ambiente. Pero a la porra la biodiversidad: arrójenlos sin miedo a las papeleras. Démosles una muerte limpia, aunque nuestra costumbre sea que nos parta un rayo. Será una buena señal.

  • 1