Elegidos para ganar en las urnas

El PSOE y el PP, los dos únicos partidos que volverán a presentar candidatos en los 105 municipios, ultiman sus listas de cara al 22-M.

el 01 abr 2011 / 19:18 h.

Votaciones en las anteriores elecciones municipales.

El PSOE parte con ventaja, al contar con 74 alcaldías (58 por mayoría absoluta) en estos momentos, tras perder Badolatosa con una moción de censura, ganar La Algaba con otra y Camas con una que no tuvo ni que presentar, mientras que el PP ostenta siete (cuatro con mayoría absoluta). Son los dos únicos partidos que, como hicieron en 2007, presentarán candidaturas en los 105 municipios de Sevilla en las elecciones municipales del 22 de mayo. Como en cualquier carrera, no se puede partir pensando de antemano que se va a perder, de manera que el PSOE confía plenamente en reforzar la condición de la provincia como su granero de votos, mientras que los populares sueñan con un “vuelco” que les abra las puertas a la Junta de Andalucía en 2012.

Cuando faltan apenas dos semanas para que el día 18 se agote el plazo para tenerlas todas cerradas, el PSOE solo está pendiente de que la asamblea ratifique a Manuel Bejarano en La Puebla del Río, después de haber tenido que prescindir de Julio Álvarez por su reciente condena por malversación de caudales públicos, por gastar más de 6.000 euros del móvil oficial llamando a una mujer. Precisamente, ayer se organizó una manifestación para apoyar al todavía alcalde: la condena lo obliga a dimitir pero espera la notificación todavía y de hecho “ya no ejerce”.

Mientras, al PP le faltaban ultimar detalles en siete municipios al cierre de esta edición. En lo cerrado hasta ahora, destaca la profunda renovación en sus alcaldables, con 64 cabezas de cartel nuevos. Esto representa dos tercios de los elegidos, cifra que con toda probabilidad se incrementará cuando complete sus 105 alcaldables, ya que en estos casos se está trabajando con nombres nuevos, y no sin ciertos problemas en algunos municipios para hallar gente dispuesta a defender sus siglas en territorios, al menos hasta la fecha, realmente hostiles para los populares.

Se da la también circunstancia de que en muchos casos el elegido como alcaldable era el número 2 en los anteriores comicios, en concreto en 17 pueblos los segundos se convierten en los primeros.

Por su parte, el PSOE tira más por la continuidad. La renovación se limita en este caso a 37 políticos que por primera vez se enfrentan a las urnas liderando una candidatura, un tercio del total. Eso sí, en 11 casos estos candidatos lo son ya como alcaldes porque tomaron el relevo a lo largo del presente mandato por la dimisión de su antecesor o su defunción (en el triste caso de Sanlúcar la Mayor), de manera que también parten con cierta ventajas frente a sus oponentes.

En cuanto a los municipios de más de 20.000 habitantes, los problemas los va a tener el PSOE para defender plazas como Écija, por la presión no tanto del PP como del PA y con la crisis de las inundaciones como telón de fondo; Carmona, donde también están en minoría; y Mairena del Aljarafe, Coria del Río y San Juan de Aznalfarache, donde sus mayorías absolutas se sujetan por un único concejal. En cambio, se ve con opciones de recuperar Utrera, a costa del desgaste de dos mandatos consecutivos de los andalucistas, y Morón de la Frontera, aprovechando que el PP, en el poder desde 2003, estrena líder.

No muy dispuesto a concretar sus augurios, el secretario de organización del PSOE de Sevilla, Enrique Cosinou, presenta las de su partido como “unas candidaturas consolidadas, renovadas y formadas”. Destaca así que entre sus candidatos “hay 39 personas con un perfil joven y con una buena formación técnica y profesional, y de ellos el 62% son licenciados y diplomados”. Es más, asegura que “casi el 100% cuentan con estudios superiores”.

En cuanto a sus pronósticos, el PSOE confía en mantenerse, o al menos eso se desprende de sus palabras: “El 22 de mayo revalidaremos los resultados del 2007 que nos dieron 58 mayorías absolutas, gobernando en más de la mitad de los municipios”.

Por su parte, el secretario general del PP de Sevilla, Juan bueno, subraya que ya está todo prácticamente cerrado con las candidaturas. “Tenemos los típicos problemas de ajuste final pero iremos a todos los pueblos”. Con esta apuesta insiste en que “se va a producir una subida muy importante en la provincia, especialmente en el área metropolitana y en grandes ciudades”.

En este sentido, augura victorias para los populares en los citados municipios donde el PSOE está en minoría, como Carmona y Écija; en aquellos donde la mayoría absoluta se sustenta por un único concejal; e incluso en otros donde los socialistas están plenamente consolidados, como Dos Hermanas y Los Palacios y Villafranca. “Son pueblos donde vamos a tener resultados muy importantes y creemos que podemos ser la fuerza más votada y en la que más confíen los ciudadanos”, recalca.

También reconoce que hay otros municipios más pequeños y medianos, sobre todo en el mundo rural, donde están “realmente mal”, pero cree que el PP va a subir “de manera interesante e importante”. Son casos donde el PP no sacó ningún concejal en 2007, 22 en total, y esperan conseguir representación en el pleno.

“En nuestras listas hay muchas mujeres, y no por que lo diga la ley, sino porque apostamos por ello”, remarca el líder de los populares. De hecho, con 34 mujeres al frente de la candidaturas –que podrían ser algunas más cuando se decidan los siete que restan– se convierten en la fuerza política más destacada en este aspecto, mientras que en el caso del PSOE las alcaldables son 23.

Toca, entretanto, empezar a marcar distancias y prueba de ello es que el PP rompiera ayer el pacto de gobierno con el Partido para el Desarrollo de Bormujos (PDB). La renuncia a sus cargos deja en minoría a la alcaldesa Ana Hermoso (PP) tras casi cuatro años de idilio.

...Y ANTONIO GUTIÉRREZ LIMONES REVELÓ SU LISTA.

Por fin ayer el alcalde de Alcalá de Guadaíra y candidato a la reelección, Antonio Gutiérrez Limones (PSOE), dio a conocer la lista de los 24 nombres con los concurrirá a los comicios, después de haber pedido una prórroga sobre el plazo fijado por su partido para las ciudades de 50.000 habitantes y haberse convertido en el último en hacerlo en Andalucía.

Como era de esperar, las bajas son notables, ya que renueva la mitad de la lista con respecto a la que presentó en 2007 y prescinde de siete de sus actuales concejales, siendo la salida más sonada la de Juan Antonio Burgos, uno de los pesos fuertes del equipo de gobierno. También se apea de la lista, por voluntad propia, José Manuel Campos, y tampoco continuarán los concejales de Deportes, Francisco García, y Tráfico, Manuel García. Los dos le han dado más de un quebradero de cabeza al alcalde, el primero por su implicación en ERE (expediente de regulación de empleo) con irregularidades, en este caso en el de la base de Morón de la Frontera, y el segundo por haber sido pillado in fraganti cuando dio positivo por alcohol al volante.

También sobresale la caída de Guillermina Navarro, diputada provincial, que de ser la número 8  pasa al 25 (el PSOE tiene ahora 18 ediles). 

  • 1