Cultura

Elizabeth Taylor se casa por novena vez

Ella tiene 78 años y el novio, representante de Janet Jackson, 49. Son novios desde 2007.

el 09 abr 2010 / 19:22 h.

La actriz durante el funeral de Michael Jackson.

La célebre actriz británica Elizabeth Taylor, de 78 años, volverá a pasar por el altar para contraer matrimonio con Jason Winters, representante de Janet Jackson, en la que será su novena boda, informó hoy la revista US Weekly.

La pareja aún no ha confirmado oficialmente la noticia aunque según fuentes de esta publicación "no es un secreto que están juntos y enamorados".

Taylor, ganadora de dos Óscar por ¿Quién teme a Virginia Woolf? (1966) y Una mujer marcada (1960), mantiene una relación sentimental con Winters, de 49 años, desde antes de 2007, cuando la prensa británica informó que ambos pasaron unas vacaciones románticas en Hawai.

"Ella no pensaba que volvería a enamorarse de nuevo, pero desde que Jason apareció en su vida todo eso cambió", afirmaba entonces el diario Evening Standard.

Otra fuente consultada por US Weekly consideró que "no sería una sorpresa si estuvieran comprometidos" pero agregó que "por ahora es algo que se guardan para ellos"

En declaraciones a Liz Smith, conocida periodista estadounidense de la prensa "rosa", Taylor describió a Winters como "uno de los hombres más maravillosos" que había conocido y confirmó su amor por el agente del espectáculo, quien habría comprado una casa para que los dos vivieran juntos.

La actriz ha estado casada en ocho ocasiones, dos de ellas con Richard Burton, al que Taylor consideró su alma gemela y que falleció repentinamente por una hemorragia cerebral a los 58 años.

Su último matrimonio tuvo lugar en 1991 con el constructor Larry Fortensky, de quien se divorció cinco años después.

Taylor, que habitualmente usa silla de ruedas, ha tenido durante su vida una salud frágil que la ha hecho visitar frecuentemente los hospitales.

En octubre de 2009, fue operada con éxito de un problema en una válvula cardíaca y en los dos últimos años ha sido ingresada varias veces en centros médicos de Los Ángeles, su lugar de residencia, para someterse a revisiones.

Además de sufrir diversas neumonías, Taylor padece serios problemas de espalda, ha sido sometida a diversas operaciones de cadera e, incluso, tuvo un tumor benigno en el cerebro que le fue extirpado en 1997.

Una lista a la que hay que añadir un pasado de abusos de alcohol y drogas.

  • 1