miércoles, 12 diciembre 2018
10:39
, última actualización
Cultura

Ellos se lo pasan bien

Obra: Bug's / Fuimos con nuestros cuerpos tan lejos como pudimos
Lugar: Mes de Danza. Sala la Fundición 8 y 9 de noviembre
Compañía: Dande Studio Zodijak / Kire Miladinoski / Paul Dunca
Coreografía: Kire Miladinoski / Paul Duncan
Interpretación: Kire Miladinoski / Stefan Cosma, Paul Dunca, Mädälina Ghitescu
Calificación: **

el 09 nov 2011 / 19:27 h.

-->--> -->Desde hace algún tiempo los espectáculos de danza contemporánea se dirigen hacia el terreno de las artes plásticas para, sirviéndose de algunos de sus elementos, conformar un producto artístico que trascienda los límites del movimiento corporal. En ese camino, han llegado al terreno de la danza teatro y la performance. Estos dos espectáculos, con los que el Mes de Danza nos ofrece una muestra de la creación dancística actual en los Balcanes, son un claro ejemplo.

El primero, Bug's, parte de una reflexión sobre la situación de marginalidad de los travestidos en nuestras sociedades occidentales. Se trata de un montaje de danza que gira alrededor de una dramaturgia teatral que incide en mostrar la indefensión y la lucha del personaje por aceptar su condición. La puesta en escena se sirve de una iluminación tan radical como expresiva que colma el espacio escénico de inquietud. Gracias a ella, la figura del bailarín delimita algunas imágenes sublimes, como la del principio, y consigue resaltar el cambio del personaje cuando, mediante unos grandes zancos y un divertido atuendo de bailarina, asume de lleno el carácter alegre y frívolo de su condición. En ese sentido cabe destacar la evolución de la coreografía, desde el trabajo gestual minimalista de la primera parte, al desenfado y grandilocuencia paródica del final.

Lástima que el intérprete no acabe de transmitir del todo con su baile esa evolución del personaje que apunta la coreografía y los elementos formales. El segundo montaje de la compañía rumana de Paul Dunca es una suerte de performance que pretende denunciar los excesos del deporte de élite de ese país. En concreto, la obra parte de una reflexión sobre las deportistas que, para estar más en forma, se quedan embarazadas y abortan después del tercer mes. Se trata de una parodia desenfada que, desde luego, consigue transmitir que sus intérpretes se lo pasan muy bien en escena. Pero, por desgracia, el baile se queda en el plano de la idea y lo que vemos es una especie de representación, cuyo texto por cierto es dicho sólo en inglés, que gira una y otra vez en torno a las mismas acciones, y además, éstas no registran ningún grado de complejidad ni profundidad. De esa manera, el público ve limitado su papel al de un mero contemplador de la diversión ajena.

  • 1