domingo, 24 marzo 2019
05:03
, última actualización
Deportes

Emana devuelve la fe a un Betis renacido

El camerunés fue clave en la goleada ante el Villarreal B. Marcó dos goles e hizo las mejores jugadas. Sergio García y Melli redondearon el marcador en el mejor partido del Betis en lo que va de temporada.

el 02 dic 2009 / 20:56 h.

Emana celebra su primer gol.

El Betis goleó 4-0 al Villarreal B en su mejor partido de la temporada y se sitúa cuarto, a tres puntos de la zona de ascenso y del liderato de Segunda división. En la reacción del Betis en los dos últimos partidos ha tenido mucho que ver la vuelta de Emana, autor ayer de dos goles y de las mejores jugadas de la noche. Sergio García y Melli completaron una goleada que devuelve la fe al beticismo, que aplaudió a rabiar a su equipo tras los desagradables últimos días vividos de críticas y desencuentros.  

Las cosas que tiene el fútbol: Emana, hace sólo unas semanas, era denostado por aficionados, prensa y el propio técnico –que llegó a preferir a Sunny en su lugar– y en cuanto ha vuelto a ser titular, porque un equipo como este Betis no puede permitirse el lujo de prescindir de él, ha devuelto la fe a todo el beticismo. Y a sus propios compañeros, en especial a Sergio García, que con el camerunés en el campo ha vuelto por sus fueros pese a tener que caer a las bandas para hacerle un hueco en el once.

La presencia de Emana en el equipo titular ha coincidido también con la de Melli –el mejor central que hay en la plantilla, pese a su desastroso partido en Vallecas que tan caro ha pagado– y la recuperación de un par de centrocampistas como Nacho y Juanma, que ya no dejan tan solo a Iriney a la hora de construir y le han dado la vuelta como un calcetín al equipo, que ha pasado en apenas una semana de ser humillado en Elche a ganar de una tacada a Las Palmas y Villarreal B y volver a colocarse en una posición más decorosa en la lucha por el ascenso.

Punto de inflexión. No hay mal que cien años dure ni cuerpo que lo resista, así que el papelón que estaba protagonizando el Betis –una victoria en los ocho partidos previos al del domingo– tenía que acabar tarde o temprano y estas dos victorias deben suponer un antes y un después en su devenir por la Segunda división.

Con Emana enchufado, con la zurda de Caffa surtiendo de buenos balones a la delantera, con la defensa más contundente –aunque por el lado de Damiá no lo fue tanto– y el medio campo mejor poblado, el Betis es superior a prácticamente todos los equipos de la categoría, aunque ayer tardó más de la cuenta en demostrarlo y se le pudo volver a complicar la noche si el linier no anula un gol legal a Montero (37’), cuando el partido iba aún 0-0.

Pavone (30’) y Sergio García (44’) habían fallado goles cantados antes de que Emana (45’) abriera la lata tras un efectivo control y remate sobre la marcha a un buen centro de Arzu al filo del descanso. A partir de ahí todo fue coser y cantar: a la salida de un córner Melli (54’) hizo el 2-0 tras un buen cabezazo de Arzu y luego Sergio García (68’) –que pudo pasar a liderar el pichichi si mete todas las ocasiones claras que tuvo– y el propio Emana (70’) cerraron la cuenta matando al Villarreal B a la contra, con muchos huecos y sin apenas oposición.

El filial amarillo se pudo llevar un saco de no ser por su portero, y el beticismo, que el domingo recibió de uñas a su equipo por el bochornoso papelón que estaba haciendo, ayer lo despidió con una ovación estruendosa. La fe en el ascenso se ha recuperado.

4 - Real Betis: Goitia; Damiá, Melli, Arzu, Fernando Vega; Sergio García, Nacho, Iriney, Caffa (Rodri, m.58); Emaná (Mehmet Aurelio, m.72) y Pavone (Juanma, m.65).

0 - Villarreal B: Juan Carlos; Mario, Kiko, Catalá, Joan Oriol; Marcos Gullón, Mantilla, Hernán Pérez (Natxo Insa, m.83), Cristóbal; Gerard Bordas (Musacchio, m.65) y Marco Ruben (Jefferson Montero, m.24).

Goles: 1-0, M.46+: Emaná. 2-0, M.55: Melli. 3-0, M.68: Sergio García. 4-0, M.70: Emaná.

Árbitro: Francisco Ramón Hevia Obras (Comité Madrileño). Amonestó al local Melli (m.33) y al visitante Marcos Gullón (m.81). 

Incidencias: Partido de la décima jornada de Liga, que se aplazó en su día por la Gripe A que afectó a muchos jugadores verdiblancos. Estadio Ruiz de Lopera, al que asistieron unos 18.000 espectadores.

  • 1