Deportes

Emana, disgustado, suena para la Fiorentina

Achille Emana está enfadado porque su temporada no se acabó el 31 de mayo, cuando bajó el Betis, sino el 13 de junio, con un amistoso de Camerún, y por eso desea que sus vacaciones acaben más tarde que las del resto. El club, por ahora, no lo atiende. Y mientras tanto surgen más equipos interesados en él: el último es la Fiorentina.

el 16 sep 2009 / 05:21 h.

Achille Emana está enfadado porque su temporada no se acabó el 31 de mayo, cuando bajó el Betis, sino el 13 de junio, con un amistoso de Camerún, y por eso desea que sus vacaciones acaben más tarde que las del resto. El club, por ahora, no lo atiende. Y mientras tanto surgen más equipos interesados en él: el último es la Fiorentina.

De los muchos culebrones que se rodarán este verano con el Betis y sus presuntas estrellas como protagonistas, el que tiene a Emana en el centro fue el primero en empezar y es el primero en agitarse más de lo conveniente para la salud de un equipo que aún está superando el trauma de haber descendido a Segunda. El camerunés, cuyos once goles en su debut en la Liga han despertado el interés de clubes de media Europa (Francia, Italia, Alemania, Turquía...), debe pasar la noche del próximo domingo en su casa de Sevilla, como todos los jugadores con contrato, pero su objetivo es retrasar su llegada porque su descanso ha sido menor al de otros compañeros.

Mientras la mayoría del plantel disfrutaba ya de vacaciones, Emana aún jugó un par de partidos con su selección, uno oficial ante Marruecos (7 de junio) y un amistoso con Costa de Marfil (13). Según el futbolista, eso lo legitima para que su asueto vaya más allá del 13 de este mes, y de hecho tiene previsto un viaje a Brasil, pero el Betis, de momento, ni siquiera atiende la llamada de su hombre de confianza. Y el africano, por lo tanto, está disgustado. "Por el momento no sé nada, tengo que hablar con la gente del club, pero como estoy de vacaciones no quiero hablar con nadie", dijo ayer Emana en Canal Sur, donde dejó claro por enésima vez que jugar en Segunda no se le pasa por la cabeza: "Es un tema muy complicado, ya hablaré con la gente con la que tengo que hablar". Y al mismo tiempo advertía que el Betis no puede pedir 15 millones de euros por él: "Me parece mucho", espetó.

IRRUMPE LA FIORENTINA

Esté o no esté el próximo lunes en la ronda de reconocimientos médicos, y viaje o no viaje a Montecastillo el martes, quedan pocas dudas sobre la continuidad de Emana en el Betis. Se da por hecho que abandonará Heliópolis y sólo falta que al club verdiblanco le llegue una oferta lo suficientemente convincente. Ya pidió 15 millones al Valencia, la opción favorita del camerunés: "Si me quiere, sí me gustaría volver allí", confesó ayer. Pero hay más: el PSG, el Werder Bremen, el Shakhtar Donetsk... Y desde ayer, la Fiorentina. El conjunto italiano puede perder al brasileño Felipe Melo, al que pretende la Juventus, y Emana figura entre sus alternativas, aunque el número uno de la lista viola es el argentino Ledesma (Lazio).

  • 1