Deportes

Emana pedirá permiso a Camerún para retrasar su llegada a su selección

El mediocentro pedirá permiso al seleccionador de su país para retrasar una semana su concentración con Camerún en la previa del Mundial. Ha superado una crisis personal en el último mes.

el 08 abr 2010 / 11:21 h.

El mediocentro Achille Emana se ha erigido en las últimas horas en la principal esperanza de Víctor Fernández para lograr el ansiado retorno a Primera División.  

Con su evidente reacción en Villarreal, el camerunés es uno de los principales referentes del Betis para el final de temporada, una relevancia que el de Yaundé ha asumido con total naturalidad.

En una entrevista concedida a Radio Betis, el ex del Toulouse galo analizó la actualidad del cuadro de La Palmera y, además, anticipó que pedirá permiso a Camerún para posponer su incorporación a la concentración de los leones indomables antes de la cita mundialista.

Consciente de la trascendencia del Mundial, Emana ejemplificó su situación. "Poder ir al Mundial es algo que me hace muy feliz, pero hay mucho tiempo aún para ir con Camerún, así que ahora sólo me queda pensar en el Betis y poder ayudar al equipo", opinó.

Y es que, según su discurso, pedirá al seleccionador camerunés, Paul Le Guen, posponer su concentración con su selección. "Hablaré con Le Guen y será él quien me diga qué le parece la idea de incorporarme una semana más tarde", relató.

"Las decisiones no las tomo yo. Le voy a pedir permiso y si me dice que sí me quedaré para ayudar al Betis, pero si me dice que no me iré a defender a la selección de mi país", recalcó.

Sobre la imagen que ofreció en Villarreal, Achille apuntó que "me vi mejor que en otras ocasiones, pero yo siempre lucho. Bien no me pueden salir las cosas los 365 días al año".

Y se refirió al retroceso que experimentó en el último mes. "He pasado un momento malo en mi vida personal y no tenía la cabeza bien últimamente", manifestó. "Poco a poco lo voy superando gracias a la ayuda de mis compañeros y mi familia", aclaró.

Emana asume que el ascenso del Betis es un reto para una plantilla con superávit de calidad y ausencia de adaptación a la Segunda División. "Lo más difícil va a comenzar pronto", aventuró.

"Si pensamos que todo está hecho nos equivocamos. El año pasado todos decían que estaba todo hecho y al final bajamos por un gol de diferencia", recordó.

El mediocentro lanzó un mensaje al entorno. "Ahora es el momento de estar juntos y de unirnos", espetó. "Cuando los rivales vengan al Ruiz de Lopera tendrán que saber que juegan ante el Betis", profundizó. "De aquí al final sólo nos quedan finales", dijo.

"Para subir hay que mantener el nivel y aquí en casa ganar todo, nos salgan bien o mal las cosas", arguyó. Lógicamente, el de Yaundé dijo cuál es la clave para lograr el ascenso. "Por supuesto, para subir debemos estar unidos jugadores, prensa y afición", ensalzó.

Sobre el estilo de juego de Víctor Fernández, el internacional no esquivó compararlo al de la etapa anterior. "Ahora jugamos más al fútbol", resaltó. "Ya no pegamos tantos balonazos como hacíamos antes", añadió.

Y, en otro orden de cosas, analizó que "los goles que metemos ahora no son de falta, sino de jugadas colectivas". "Más vale jugar por el suelo, pues antes lo hacíamos muy en largo y parecía que estábamos en una pista de baloncesto", criticó.

En el final de su alocución se refirió a la labor de Jonathan Pereira. "Es el Speedy González -famoso ratón de los Looney Tunes- del equipo", bromeó. "Tiene la misma velocidad que tenía Mark González, pero este se lesiona menos", ironizó.

  • 1