Deportes

Emana, posiblemente el mejor fichaje de esta Liga

Puede que sea la anarquía y la irregularidad personificadas en un futbolista, y por supuesto hay jugadores mejores que él, pero Achille Emana posiblemente es el fichaje más notable de la Liga 2008-09. Desde luego es el más goleador de todos los refuerzos llegados esta temporada, y hay más...

el 16 sep 2009 / 01:37 h.

Puede que sea la anarquía y la irregularidad personificadas en un futbolista, y por supuesto hay jugadores mejores que él, pero Achille Emana posiblemente es el fichaje más notable de la Liga 2008-09. Desde luego es el más goleador de todos los refuerzos llegados esta temporada, y hay más...

Los clubes españoles se gastaron 300 millones de euros en el verano de 2008 para mejorar sus plantillas. Seis de esos millones eran del Betis y acabaron en la cuenta corriente del Toulouse a cambio de un camerunés de quien los aficionados casi no tenían referencias: Achille Emana. Casi diez meses después, el africano es el máximo goleador de su equipo, una de las revelaciones del campeonato y, por qué no, el mejor de cuantos fichajes se realizaron para la Liga 2008-09. Habrá porteros, defensas y centrocampistas recién contratados que también serán fundamentales en sus nuevos equipos, es evidente, pero en el fútbol mandan los goles y Emana ha marcado más que cualquier otro refuerzo de cualquier otro equipo.

Una vez cumplidas treinta y una jornadas, Emana lleva once dianas y ha dado otras siete, así que ha intervenido directamente en 18 de los 46 tantos de su equipo (casi el 40%). Ha jugado veintiocho partidos, en todos fue titular, en quince fue sustituido y sólo se perdió uno por problemas físicos. Es el futbolista del Betis que más goles ha marcado, más asistencias ha dado, más remates ha hecho (91) y más tarjetas ha provocado (11). Y se trata de un centrocampista y es su primer año en la Liga española. Si hay alguien que lo mejore...

En realidad, sí hay un jugador más o menos parecido a Emana, por estadísticas y por circunstancias. Es José Javier Barkero. El Numancia también lo fichó en verano (estaba en el Albacete) y ahora es su pichichi, con los mismos goles que Emana y una asistencia menos. Curiosamente, este veterano zurdo que la próxima semana cumplirá 30 años fue cedido en la campaña 2000-01 al Toulouse, al que un año después llegó Emana. Y al igual que el camerunés, no es delantero sino centrocampista y su mérito también es mayor por militar en un conjunto de la zona baja, en concreto el colista. La diferencia, o una de ellas, es que para Barkero no es la primera experiencia en la Liga, ya que antes de llegar a Soria estuvo siete temporadas en la Real Sociedad. Además, cuatro de sus goles han sido de penalti, por dos de Emana. Eso sí, el Numancia lo fichó sin coste alguno, mientras que el Betis se gastó más de 1.000 millones de pesetas en su crack.

Barkero aparte, sólo hay que ojear la clasificación del pichichi para darse cuenta de que no hay ningún otro fichaje delante de Emana: Eto'o (26 goles) y Messi (20) en el Barcelona, Villa (23) en el Valencia, Forlán (21) y Agüero (14) en el Atlético, Negredo (19) en el Almería, Higuaín (16) y Raúl (15) en el Real Madrid, Kanouté (16) en el Sevilla, Fernando Llorente (12) en el Athletic, Rossi (12 en el Villarreal)... Detrás sí surgen nombres como Soldado (10 goles en su primer curso en el Getafe), Zigic (cero goles con el Valencia y 10 con el Racing a partir de enero), Sergio García (9 en el Betis), Goitom (9 en el Valladolid)... Las marcas más espectaculares corresponden a Zigic -aunque el serbio ni es nuevo en la Liga ni está en un club desconocido para él- y Huntelaar (8 goles desde que llegó al Real Madrid en enero). Y en cuanto a asistencias, sólo Pedro León (Valladolid), con ocho, gana a Emana entre los refuerzos de este curso.

LOS DEFECTOS

Huelga decir que Emana no es perfecto. De hecho, es muy mejorable. Por ejemplo, el Betis lo contrató para jugar delante de la defensa y ya en el primer encuentro de la campaña, ante el Recreativo, los aficionados comprobaron que el camerunés era un peligro para su propia portería. Paco Chaparro también se dio cuenta y no tardó ni una jornada en adelantar su posición. Posteriores intentos de reconvertirlo en pivote también fracasaron. Ya jugando como mediapunta es el segundo jugador de la Liga que más balones pierde (307 en total, 11 por partido), así que mejor no arriesgarse, deben de pensar sus técnicos.

Y luego está su irregularidad: sólo en la primera vuelta anotó siete goles, cinco de ellos consecutivos entre las jornadas 10ª y 14ª, pero luego su puntería se marchó por donde había venido y estuvo tres meses sin ver portería. La racha se acabó precisamente en Santander y ahora reaparece el Emana explosivo cuya potencia es imparable cuando le da por encarar el área del enemigo. Ante el Sporting, por cierto, marcó el gol número 899 de la temporada en Primera.

TODOS CON LA DERECHA

La actuación de Emana también depara algunas curiosidades. Por ejemplo, ha marcado todos sus goles con su pierna buena, la derecha; con la izquierda o de cabeza, nada de nada (de hecho, sólo ha hecho cinco remates de cabeza en toda la Liga). Ha conseguido cinco dianas al primer toque (las dos últimas, el domingo) y uno de cada tres remates que envía entre los tres palos acaba en gol. Que siga la racha, pensarán los béticos.

  • 1