Local

Emasesa cifra en un euro la subida media que tendrá el recibo del agua

Los residentes que no estén empadronados o tengan contadores colectivos pueden sufrir un incremento de hasta 20 euros en su factura.


el 01 oct 2009 / 19:15 h.

TAGS:

Una vecina coge agua del grifo.

La mayoría de los usuarios apenas percibirán el aumento de las tarifas de Emasesa. Las estimaciones realizadas en el consejo de administración plantean una subida media de un euro en todos los recibos. Eso sí, los que no estén empadronados o tengan contadores comunes podrán sufrir subidas de 10 a 20 euros.

Emasesa tiene que reajustar sus cuentas este año. Los ingresos son muy inferiores a los gastos en el mantenimiento y las inversiones realizadas. Ese desajuste se está notando sobre todo en el servicio de saneamiento. Los ingresos percibidos por la prestación de ese servicio apenas representan un 14% de su coste. Para ello, el consejo de administración planteó el lunes dos líneas de actuación: una interna, el establecimiento de una batería de medidas de ahorro, entre ellas la congelación salarial; y la otra, un incremento de las tarifas.

Emasesa tiene ya estudios del coste medio de estos incrementos, y así fueron presentados en el consejo de administración. Según las fuentes consultadas, la subida media en los recibos rondará el euro, por el incremento de las cuotas fijas de saneamiento y depuración. Una subida a la que habrá que añadir el elevado número de viviendas que rebasarán ahora el consumo mínimo bonificable.

Hasta ahora, el 50% de los pisos cuyos habitantes están registrados por la empresa se acogen a esta bonificación, que permite una reducción del coste del agua del 25%. El límite para acceder a la bonificación se reduce ahora de 3,3 metros cúbicos a 3. Así que, para mantener el mismo nivel de gasto, habrá que ahorrar más.

Pero quienes más notarían la propuesta de revisión de tarifas serían las familias residentes en los 13.471 bloques con contadores comunes, y todas las que no estén empadronadas y hayan remitido sus datos a Emasesa. Si la empresa no sabe quién vive en ellos, contará como si fuera una persona. Será por tanto muy difícil que si vive más de una se pueda mantener en el bloque tarifario más bajo. Pasarían al segundo, en el que el coste del litro de agua es hasta un 64% más caro. Según los cálculos del consejo, la media de aumento del coste de los recibos en estos hogares será de entre 10 y 20 euros.

Dado este importe, el consejo acordó que si se lleva a cabo la medida, ésta vaya aparejada de una campaña de concienciación para el empadronamiento y planes de comunicación.

Dentro del bloque de medidas que se acometerían, también se contempla la creación de una comisión que estudie los casos de dificultad, como el de los estudiantes que vivan de alquiler en un piso cuyo titular si está empadronado, o de comunidades de vecinos que tengan propietarios que no quieran desvelar el número de inquilinos de su vivienda.

  • 1