Local

Embajadores contra los tópicos

Griñán insta a empresarios e investigadores a exportar la imagen de Andalucía como una tierra para trabajar e invertir.

el 15 dic 2010 / 09:04 h.

TAGS:

La Junta convocó a 300 empresarios, investigadores y representantes de la cultura en el Museo Reina Sofía de Madrid.
Ni escanciadores de fino ni azafatas vestidas de flamenca ni grandes carteles de paradisiacas playas irradiando sol. Ayer también se vendía Andalucía en Madrid, y no porque en el escenario elegido, el vanguardista Museo Reina Sofía, la pieza estrella sea obra de un malagueño como Picasso, sino porque la Junta reunió allí a 300 empresarios, investigadores científicos y representantes del mundo de la cultura que desarrollan su trabajo en Andalucía para encargarles una misión: que proyecten al exterior esa imagen "poco conocida" de la comunidad pero "más acorde con la realidad", la de una tierra "para vivir y trabajar, con oportunidades de inversión".

 

Andalucía 10 es el nombre del proyecto en el que la Junta quiere implicar a la iniciativa privada para que sean los andaluces que "creen en sus posibilidades" y "han construido Andalucía con su creatividad" quienes actúen de embajadores. La misión que les encomendó el presidente andaluz, José Antonio Griñán, es que la comunidad "se asocie a conocimiento, competitividad, dinamismo, innovación, oportunidades igualdad" frente a los tópicos históricos que pesan sobre la comunidad del autoconformismo y el subsidio -se echó en falta la presencia de la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, que acusó a los socialistas de dar a Andalucía "pitas, pitas, pitas". Esos clichés, según Griñán, constituyen "uno de los mayores obstáculos" para atraer inversiones. "La creación de riqueza viene determinada por lo que hacemos en Andalucía, pero también por lo que se piensa de Andalucía".

La de ayer puede considerarse la primera reunión del club de empresas Andalucía 10, un foro de encuentro en el que los propios emprendedores y profesionales den ideas para hacer la comunidad atractiva a la iniciativa empresarial. Seguirán, según explicó el comisario del proyecto, el consejero de Cultura Paulino Plata, media docena de actos en 2011, que van desde la presentación de grandes empresas andaluzas en la Bolsa de Madrid a un encuentro entre spin off surgidas de las universidades andaluzas con empresas de capital riesgo españolas. El presupuesto inicial es de 300.000 euros, financiado por las cajas andaluzas, de los que 200.000 se destinaron al acto de ayer, del que se reutilizarán para actos similares en Barcelona o Valencia los vídeos proyectados (un recorrido desde la historia de Andalucía como cuna de sabios e intelectuales, mestizaje de culturas y punto geográficamente estratégico hasta los últimos avances en biomedicina, aeronáutica o energías renovables).

Como muestra de los embajadores con los que la Junta quiere contar para contrarrestar los tópicos, hablaron ayer los ingenieros José Luis Manzanares (Ayesa) y Federico Paris (Teams), la investigadora médica Matilde Cuende y el periodista y economista Joaquín Estefanía. Todos relataran su experiencia emprendedora, los tópicos que superaron y las claves de un éxito por el que, recordaron, hay que luchar a diario en un mundo cada vez más competitivo.

Tras ellos, Griñán reconoció que en Andalucía hay "claroscuros" y aún "conviven realidades generacionales muy distintas" fruto del atraso histórico que obligó a la comunidad a transformarse "más tarde y más deprisa". No negó que la crisis y el paro la azotan con especial fuerza pero aseguró que también está "más preparada" para afrontarlo. Y reclamó implicación para salir "fortalecidos" aunque sea "por el camino más largo" mediante un proyecto colectivo que pasa por "trasladar la imagen real de Andalucía y su potencial".

En el auditorio del Reina Sofía hubo hasta photocall, pero si bien pudo verse a rostros conocidos del mundo de la cultura como el productor Antonio Pérez (Maestranza Films), los actores Juan Luis Gallardo, Kiti Manver o Ana Fernández, la galerista Juana de Aizpuru o los periodistas Paco Lobatón y Tico Medina, la mayoría de los asistentes eran desconocidos para el gran público pero referentes de las páginas salmón o revistas científicas: Ernesto Allén (IBM), Francisco Román (Vodafone), Alberto Yarte (Iberdrola), Ramón Contreras (Azvi), Francisco Barrionuevo (Novasoft), Joaquín Coleto (Adif), José Domínguez Abascal (Abengoa), Isabel Luque (Hoteles El Fuerte), Juan López Belmonte (Laboratorios Rovi), Bienvenido Martínez (Santana), Gonzalo Madariaga (MP), Jorge Romero (Mercadona), Luis Sánchez Manzano (Sando); David Pozo (Cabimer) o María del Carmen Peláez (CSIC), entre otros.

Se echó en falta al líder de la patronal andaluza, Santiago Herrero -embarcado en su campaña electoral para presidir la CEOE-, aunque sí estuvo su hermano Francisco, presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla. Del Gobierno central sólo estuvo la secretaria de Estado de Igualdad, la gaditana Bibiana Aído. Y del andaluz, cinco consejeros arroparon a Griñán (Presidencia, Innovación, Salud, Medio Ambiente y el propio de Cultura). Y dos ex, el ex presidente de la Junta, José Rodríguez de la Borbolla, y el ex presidente del Gobierno, Felipe González (recién llegado de Nueva York de participar en un acto con Clinto y sentado junto a Griñán). Ni rastro de la oposición, aunque el PSOE aseguró que habían sido invitados. IU tildó el acto de "campaña de márketing" que no crea empleo ni riqueza, pero el mayor cruce de acusaciones se produjo entre PSOE y PP. Los populares rehusaron ser "palmeros de la propaganda de Griñán" y los socialistas enmarcaron su ausencia en su rechazo a arrimar el hombro.

  • 1