Local

EMED urge a la Junta a aprobar su proyecto en Minas de Riotinto

La iniciativa, que generará unos 1.000 empleos, lleva cuatro años paralizada por Medio Ambiente.

el 22 sep 2011 / 19:32 h.

TAGS:

James McClements, Harry Anagnostaras-Adams y Antonio Ponce, el pasado miércoles, en Sevilla.

Fue en 2007 cuando el repunte de los precios del cobre animó a la multinacional chipriota EMED Mining a reabrir Minas de Riotinto, en la provincia de Huelva. Desde entonces, su filial española EMED Tartessus, creada para gestionar este proyecto, espera que la Junta le otorgue los permisos pertinentes para que el yacimiento se reactive. En este sentido, el vicepresidente de EMED España, Fernando Fernández Torres, urgió ayer a la Administración andaluza a dar luz verde "cuanto antes" al proyecto, toda vez que, aseguró, la empresa ha dado muestras de su "capacidad técnica y económica" y ha dejado patente su "buena fe". De hecho, espera que los permisos necesarios para comenzar el trabajo estén ya en octubre.

"La credibilidad de Andalucía y de la industria española se verá seriamente afectada" si no se aprueba, recalcó Fernández, quien señaló que este proyecto industrial es, "probablemente, uno de los tres más importantes" que existe en estos momentos en el país, "y sigue navegando en círculos". "No entendemos cuál es el problema", insistió.

Precisamente ayer la cúpula directiva de RCF (Resource Capital Funds), principal accionista de EMED Mining, y los accionistas de la compañía chipriota se reunieron en Sevilla para mostrar su respaldo al proyecto, aunque mostraron su "enfado" por la parálisis de cuatro años que padece esta iniciativa en la que han volcado una inversión cuantiosa. Así, cifró en aproximadamente 80 millones de euros la suma total de los compromisos adquiridos por la empresa en este proyecto, a los que habría que sumar 100 millones de dólares una vez arranque la actividad.

En este contexto, recordó que el proyecto creará unos 1.000 empleos, 450 de ellos directos -la empresa ha recibido más de 4.000 currículum-, y cuenta con unas reservas de cobre para 14 años, aunque especificó que puede ser mayor ya que hay zonas por explorar. En total, el sobrecoste de la inversión debido al retraso de su puesta en marcha ronda los 35 millones de euros. "La empresa ha perdido ya dos años de buenos precios en el cobre", explicó.

"En Cobre Las Cruces hubo más transparencia y ayudas de la Junta", reseñó Fernández. En la actualidad, EMED Tartessus está a la espera del pronunciamiento de la Administración andaluza, en concreto de la Consejería de Medio Ambiente, sobre las mejoras y ampliaciones introducidas en el proyecto básico, que le han supuesto un impacto económico de unos 30 millones de euros adicionales.

  • 1