Deportes

Emery sale en defensa de sus ideas y pide “creer” en su trabajo

El técnico explica con más detalle su cambio de sistema, infructuoso, ante el Málaga después de convertirse en el centro de muchas miradas.

el 04 feb 2014 / 00:37 h.

Unai Emery, protagonista. Unai Emery, protagonista. Unai Emery no ha salido bien parado tras su decisión de cambiar el sistema de juego en La Rosaleda. El entrenador del Sevilla optó por sacar al campo una defensa de tres centrales y dos carrileros para que el equipo –venía de encajar tres goles contra el Levante en casa– tuviese más solidez  defensiva. Sin embargo, los planes no salieron como él esperaba. El Sevilla sufrió y encajó tres goles de un rival que llegaba al choque en una situación delicada, con la zona de descenso cerca. Fue la segunda derrota consecutiva de los nervionenses tras varias semanas sin perder. Emery ya habló de esa decisión de cambiar de sistema en la rueda de prensa posterior al encuentro de Málaga. “Hay que mirar cada partido y tenemos que recuperar a algunos futbolistas. Hemos querido sujetar en defensa, pero nos ha faltado capacidad de posesión para estar por encima de ellos”, dijo el técnico, indicando que la zaga de cinco era para dar consistencia defensiva y para que el ataque fuese mejor, pero “no se consiguió”. Ahora, con tiempo para pensar más tranquilo las cosas, Emery ha vuelto a referirse al sistema empleado en Málaga. “Habíamos preparado el choque con el objetivo de no tener fisuras en defensa con cinco jugadores, dos de los cuales tenían que incorporarse después rápidamente al ataque formando un 3-4-3. En el primer tiempo no nos hicieron sufrir en exceso, pero el problema estuvo en que, una vez recuperado el balón, no conseguimos mantener la posesión ni acumular rápidamente efectivos en su campo para crearles peligro. Sólo logramos estar por encima de ellos al inicio del segundo tiempo, que coincidió con los dos goles nuestros”, explica en su web oficial. De todo ello se pueden extraer dos conclusiones: La primera, que Emery es consciente de la repercusión que ha tenido su decisión de cambiar el dibujo ante un rival de la zona baja de la tabla y que, con su delantera muy mermada por las lesiones (Santa Cruz lesionado y El Hamdaoui en la lista después de tres meses de baja), jugaba con un solo punta. Por ello, el técnico ha salido al paso para intentar aclarar esa decisión. La segunda conclusión es que Emery no reconoce errores propios, al menos públicamente, pero sí habla en concreto de los que cometieron futbolistas suyos (“dos de los cuales tenían que incorporarse...”), además de los de todo el equipo. Eso sí: él se incluye (“nos ha faltado”, “nos hicieron sufrir”...) cuando habla de lo ocurrido.   MALOS PRECEDENTES. Hasta el pasado sábado, el Sevilla sólo había jugado en dos ocasiones con una defensa de cinco en este campeonato. Ambos partidos fueron lejos del Sánchez-Pizjuán. El primero, contra el Valladolid, donde empató tras ir ganando 0-2. Dos jornadas después, Emery volvió a apostar por este sistema frente al Real Madrid, en el Bernabéu. Derrota clara:  7-3. El Sevilla logró despegar poco después, gracias, entre otras cosas, a que el técnico decidió alinear un doble pivote por detrás de Rakitic. A partir de ahí comenzaron a llegar los resultados... hasta el día del Levante (2-3). Y tras éste, el de Málaga, donde cambió su sistema. Quizá no fue una buena idea, pero tampoco muchos jugadores ayudaron. MIRANDO AL FRENTE. Emery intenta centrarse ya en las dos próximos citas. Más vale. “Ahora nos enfrentarnos a rivales muy duros, pero hemos demostrado antes de estos dos últimos partidos que somos capaces de ser un equipo sólido, difícil de batir, y también de generar juego ofensivo llevando el peso del partido. Debemos tener confianza, y creer en nuestro trabajo porque tenemos potencial. Y además, en los dos próximos encuentros vamos a estar arropados por nuestra afición en el RSP”, afirma.

  • 1