Local

Emilo Carrillo, ¿síntoma o anécdota?

Alguien me describió a Emilio Carrillo, utilizando una expresión sevillana y en referencia a su relación con la política, como una persona brillante pero incapaz de colarse en una caseta de Feria. Por lo que he tenido la oportunidad de vivir con él sé que, si se lo propusiese, no sólo llegaría a la cocina de la caseta...

el 16 sep 2009 / 02:50 h.

Alguien me describió a Emilio Carrillo, utilizando una expresión sevillana y en referencia a su relación con la política, como una persona brillante pero incapaz de colarse en una caseta de Feria. Por lo que he tenido la oportunidad de vivir con él sé que, si se lo propusiese, no sólo llegaría a la cocina de la caseta, sino que sería capaz de convertirse en el espectáculo de la misma.

Ahora parece que tanta brillantez va a ser alejada, cuando no desperdiciada, para los asuntos públicos. Pero, para no seguir la línea de los comentarios, más que laudatorios, casi epitáficos del sube y baja mediático local, quiero ver lo ocurrido en clave de enseñanza política: como síntoma del tipo de personas que conforman nuestra élite política inmediata y sus comportamientos, pero también como síntoma del funcionamiento de nuestras organizaciones partidarias en estos casos y su aversión al riesgo.

Y, en el proceso de reflexión en el que forzosamente se instala quien es apartado de la vorágine del día a día político, la relación vivida con los personajes del poder se convertirá para él, posiblemente, en persistente pregunta sobre qué ha aprendido.

Es ahí donde sus respuestas acerca de aquéllos en quienes delegó el poder de gestionar, de aquel en quien confió el poder de gobernar y de aquel otro de quien esperó el ejercicio del poder de cambiar, se pueden convertir en un espejo para que los demás, también, aprendamos. Porque la reflexión personal de los inteligentes, mientras estén en la política -y de ésta no se sale por voluntad de los demás-, no les pertenece en exclusiva. Si no, lo sucedido será tan sólo una anécdota más en la vida de la ciudad y seguiremos viendo salir de la arena pública a personas cuyas trayectorias nos hablan de brillantez y de capacidad.

Licenciado en Historia

  • 1