Deportes

Empates del Barça en Lyon (1-1) y del Atlético ante el Oporto (2-2)

Los dos representantes españoles en la jornada de los octavos de la Champions terminaron empatando sus respectivos encuentros, si bien el empate del Barcelona al ser fuera de casa tiene más valor de cara a la vuelta que el 2-2 de los atléticos en el Calderón.

el 15 sep 2009 / 23:10 h.

El Barcelona y el Oporto, que salieron airosos de sus respectivas visitas a Lyon y Madrid, se asoman a los cuartos de final de la Liga de Campeones, que contempla con incertidumbre el devenir de los duelos entre el Inter y el Manchester United y el Arsenal y el Roma.

El conjunto de Pep Guardiola recuperó las buenas noticias en la competición europea después de los trastoques ligueros padecidos en sus partidos recientes.

El Barcelona firmó tablas en Lyon (1-1). El gol del francés Thierry Henry en la segunda parte inclinó la eliminatoria del lado azulgrana. A pesar de que estuvo acorralado en los primeros minutos, cuando el brasileño Juninho Pernambucano sacó los colores a Víctor Valdés y dio la ventaja a los galos.

Fueron los peores momentos del Barcelona, superado por el entusiasmo francés, que pudo ampliar la renta. El gol de Henry, en plena recuperación española, allana el camino azulgrana en Europa. Pendiente de cerrar en el Camp Nou.

En similar situación se encuentra el Oporto, que empató en el Vicente Calderón (2-2). El argentino Lisandro López puso contra las cuerdas al Atlético de Madrid, incapaz de rehacer en Europa el frágil aspecto que ofrece en la Liga.

Y eso que encarriló el encuentro rápido. Con un gol del argentino Maxi Rodríguez. Empató Lisandro y antes del descanso, un monumental error del meta brasileño Helton dio una renta inesperada al cuadro de Abel Resino. El atacante sudamericano ajustó cuentas y devolvió el empate al equipo luso para nublar el futuro rojiblanco en la Liga de Campeones.

El campeón aún debe sentenciar su pase en Old Trafford. El portero brasileño del Inter Julio César desbarató todas las opciones del Manchester United, que disfrutó de las ocasiones más claras y empató a cero.

Salió vivo el Inter. Con la meta a cero en su estadio y amparado en la inspiración de sus individualidades para ver puerta en Inglaterra y acabar con la hegemonía del cuadro de Alex Fergusson, que recurrió a Wayne Rooney en la segunda mitad.

El Arsenal, por su parte, tomó la iniciativa en el enfrentamiento ante el Roma (1-0) gracias a un gol de penalti transformado por el holandés Robin Van Persie en la segunda parte.

El equipo de Arsene Wenger estuvo a merced de los visitantes en buena parte del duelo. Careció de fe el Roma, condenado a remontar en la vuelta para mantener sus aspiraciones de llegar firme a la final que acoge su estadio.

  • 1