jueves, 18 abril 2019
20:14
, última actualización
Deportes

Empates del Racing y del Valencia

El Racing empató ante el Schalke 04 (1-1)en un buen partido de los españoles, que encararon con un gol de Tchité al que dio respuesta pronto Engelaar, sumando su primer punto de esta fase de la Copa de la UEFA. Por su parte, el Valencia también empató en casa ante el Copenhague (1-1).

el 15 sep 2009 / 18:00 h.

El Racing empató ante el Schalke 04 en un buen partido de los españoles, que encararon con un gol de Tchité al que dio respuesta pronto Engelaar, sumando su primer punto de esta fase de la Copa de la UEFA, aunque hizo méritos suficientes para haber obtenido los tres.

Juan Ramón López Muñiz, técnico del Racing de Santander, por primera vez en la temporada, repitió alineación y así premió a los jugadores que derrotaron el pasado sabado al Valencia en Mestalla, con un planteamiento netamente ofensivo al alinear a tres delanteros naturales, Pereira, Tchité y Pedro Munitis, al que escoró a la banda derecha.

Aunque el campo no se llenó ante la visita del potente Schalke 04, se registró una buena entrada para tratar de dar alas a un conjunto cántabro que, tras caer en la primera jornada en campo del Twente holandés, necesitaba cosechar un resultado positivos frente a los alemanes, para mantener sus opciones de pasar a la siguiente ronda.

Cuando apenas se habían jugado tres minutos, el Racing dispuso de una clara ocasión en una jugada iniciada por Lacen, con pase a Pereira, cuyo disparo raso fue desviado a córner por el meta alemán.

El Racing, con las líneas muy juntas y la defensa adelantada, recuperaba muchos balones y ejercía un claro dominio frente al cuadro alemán.

No obstante, el Schalke, pese a jugar con un ritmo más cansino, también rondó el área de Toño con sensación de peligro, como en el disparo lejano de Engelaar, que despejó en corto Toño, dando una segunda opción a Kuranyi, que cruzó en exceso.

A base de tocar y tocar el balón asegurando los pases el Schalke fue de menos a más y redujo la posesión de los españoles, que antes del descanso aún pudieron adelantarse en el marcador con una llegada por la banda derecha, con pase al punto de penalti, donde Bordon, al intentar despejar, a punto estuvo de marcar en propia puerta, pero Neuer lo evitó con un alarde de reflejos.

El centrocampista Mhedi Lacen, en la recuperación y el pase vertical, y el capitán Munitis, fueron los principales animadores del juego del Racing durante una primera parte, en la que los cántabros dieron muestras de que la mejoría de juego de Mestalla no fue casual.

Tras el descanso el Racing volvió a salir muy agresivo y el Schalke contemplativo, lo que no fue óbice para que fuera el equipo el alemán el que primero creó peligro al aprovechar un error de Lacen, en campo propio, que habilitó a Engelaar para asistir a Rakitic, que desde la frontal del área puso en apuros a Toño, con una disparo duro y raso.

El buen trabajo ofensivo del Racing acabó dando fruto en un pase medido de Munitis, desde la banda derecha, que controló Pereira en área pequeña, para ceder a Tchité, que batió a Neuer adelantándose a su marcador.

Poco le duró la alegría al Racing, porque apenas cuatro minutos después, Farfan centró a Engelaar, que ajustó sorprendió a Toño con un derechazo que entró ajustado a la base del poste izquierdo. El gol alemán no amilanó al Racing, que siguió dominando y buscando la victoria volcando el juego a las bandas.

A partir de ahí el Schalke pareció darse por contento con el empate, que le sitúa con cuatro puntos, defendiendo bien el resultado, con Bordon como dueño y señor del área de Neuer.

Por su parte el Valencia inició la fase de grupos de la Copa de la UEFA con un empate a uno en Mestalla ante el Copenhague danés, tras un mal partido de los hombres de Unai Emery que se adelantaron a la hora de partido con un gol de Morientes y vieron como su rival empataba en el minuto 83, tras un error en cadena de la defensa.

El conjunto local no estuvo cómodo en ningún momento del encuentro, ni siquiera cuando fue por delante en el marcador. El técnico valencianista hizo hasta siete cambios respecto al encuentro del pasado sábado en el once inicial y el bloque notó la falta de conexión. Además, el Copenhague estuvo muy ordenado tácticamente y esperó su momento para marcar, que podía haber llegado antes de no haber fallado alguna de las claras ocasiones de gol de las que dispuso.

  • 1