Local

Empleaban un inhibidor para robar en coches a plena luz del día

Detenidos dos hombres a los que se les imputan siete robos cometidos en los polígonos Store y Calonge desde mayo hasta ahora.

el 18 sep 2014 / 14:12 h.

TAGS:

inhibidor-ocultoAgentes de la Policía Nacional han detenido a dos personas, dos varones nacidos en Sevilla en 1980 y 1982, por ser los presuntos autores de siete robos en interior de vehículos ocurridos desde mayo del presente año en los polígonos industriales Store y Calonge de la capital. La detención se produjo prácticamente in fraganti, cuando huían tras desvalijar el último automóvil en el polígono Store, a las 14 horas del día 1 de septiembre. Modus operandi Los detenidos se desplazaban a los referidos polígonos industriales en el vehículo de uno de ellos, un discreto monovolumen. Allí, localizaban a personas con vehículos de gama alta o de comerciales y representantes de empresas que estaban aparcando sus automóviles para, en el momento en que iban a cerrarlos empleando el mando a distancia de sus propias llaves, activar un inhibidor de frecuencias que portaban oculto en el interior del relleno de uno de los asientos traseros del monovolumen logrando que los coches se quedaran abiertos. Una vez que su conductor se alejaba, pensando que el vehículo estaba perfectamente cerrado, desvalijaban la guantera y el maletero. Así, prestaban especial atención a vehículos de comerciales, representantes y turismos de gama alta en general, logrando sustraer ordenadores portátiles, tablets, navegadores GPS, teléfonos móviles, gafas de sol, herramientas, equipaje, joyas y hasta una tarjeta de estacionamiento en zona de minusválidos que emplearon durante meses en su propio vehículo. Por el momento se les imputan siete robos cometidos por este procedimiento. Tan sólo en uno de ellos lograron apoderarse de efectos por valor de 5.000 euros tras desvalijar el coche de un empresario malagueño que se desplazó al polígono Store por negocios en el mes de agosto. La investigación Recibidas las primeras denuncias y ante la gravedad de los hechos, los agentes diseñaron un dispositivo de vigilancias en los emplazamientos afectados reforzando la presencia policial mientras se desarrollaban las oportunas diligencias de investigación para identificar y detener a los responsables. Fruto de estas pesquisas, los policías obtuvieron la identidad de dos personas, uno de ellos el propietario del monovolumen empleado para cometer los ilícitos, y detenerlos prácticamente in fraganti en el polígono Store tras cometer el último de sus robos. En la inspección del vehículo, además de los efectos sustraídos en el último robo y en otros anteriores, se intervino el inhibidor de frecuencias empleado, perfectamente oculto en el interior del relleno de uno de los asientos traseros. Finalizadas las diligencias policiales, ambos detenidos pasaron a disposición de la autoridad judicial. Les constaban diversas reseñas anteriores por ilícitos de varios tipos.

  • 1