Economía

Empleadas del hogar cobrarán al menos el salario mínimo

La medida comenzará a funcionar en 2012 y se prevé que afloren 150.000 trabajos sumergidos.

el 11 nov 2011 / 16:20 h.

Se trata de una de las profesiones peor pagadas y que más empleo sumergido genera. Por esta cuestión, el Consejo de Ministros aprobó ayer el real decreto que regulará las condiciones de trabajo de las empleadas del hogar a partir del 1 de enero de 2012. Esta reforma garantizará, entre otros derechos, el pago en metálico de un sueldo base igual o superior al salario mínimo interprofesional (SMI), que es de 8.979 euros en 2011. Además, este colectivo dispondrá de dos pagas extraordinarias de una mensualidad cada una al año, frente a las equivalentes a 15 días que percibían hasta la fecha.

Este real decreto complementa la ley aprobada el pasado 1 de agosto que integraba en el régimen general a los empleados de hogar, tal y como se contemplaba en el acuerdo social y económico suscrito por el Gobierno, los sindicatos y los empresarios en febrero de 2011. Gracias a ello, los empleadores de los trabajadores domésticos están obligados a cotizar por ellos desde la primera hora mientras, hasta ese momento, solo debían hacerlo si superaban las 20 horas semanales.

Tras el Consejo de Ministros, el titular de Trabajo, Valeriano Gómez, calculó que estos cambios permitirán aflorar progresivamente hasta 150.000 empleos -actualmente hay unas 300.000 personas afiliadas en este colectivo-, lo que redundará en mayor recaudación para la Seguridad Social, ya que sus costes para el empleador son "asumibles".

Esta nueva regulación, que viene a actualizar la que ha estado vigente durante los últimos 25 años, precisa además que no será posible efectuar ningún descuento sobre esa cuantía salarial en concepto de retribución en especie por manutención o alojamiento. Además, cuando exista un salario en especie, éste no podrá superar el 30% de las percepciones salariales, límite que actualmente estaba en el 45%.

Otra de las novedades es que el contrato se formalizará por escrito, frente a la regulación actual que permite el verbal, lo que supondrá mejor información de los derechos laborales del colectivo.

El Gobierno ha previsto también que sea el acuerdo mutuo entre el empleador y el empleado el que establezca las posibilidades de incrementos salariales (antes vinculados a la antigüedad) y que, en su defecto, se aplique el alza media que para ese año marque el acuerdo marco sobre negociación colectiva negociado por los agentes sociales.

Por otro lado, la norma mantiene la causa de extinción del contrato por desestimiento, que deberá comunicarse de forma expresa, en el que el empleador no tiene por qué alegar causa o justificación. En cualquier caso, el Gobierno eleva la indemnización a la que tiene derecho el trabajador de siete a 12 días por año para equipararla a la más baja de todo el sistema indemnizatorio.

El real decreto aprobado ayer no contempla, sin embargo, un sistema de prestación por desempleo, pero mandata la creación de un grupo de trabajo que analizará y evaluará las alternativas para crear por primera vez un sistema específico para este colectivo, con el objetivo de tenerlo articulado en 2013.

  • 1