Economía

Empleo invierte 300 millones en formar a 138.000 andaluces

Telecomunicaciones, artes gráficas, energías renovables... especialidades emergentes pero también tradicionales como la electricidad, la confección o la hostelería. Los trabajadores y desempleados pueden adquirir nuevas competencias o enriquecer las suyas gracias a los 9.200 cursos que Empleo desarrolla este año.

el 16 sep 2009 / 00:53 h.

Telecomunicaciones, artes gráficas, energías renovables... especialidades emergentes pero también tradicionales como la electricidad, la confección o la hostelería. Los trabajadores y desempleados pueden adquirir nuevas competencias o enriquecer las suyas gracias a los 9.200 cursos que Empleo desarrolla este año.

Adquirir nuevas competencias o consolidar y ampliar las que ya se poseen. La formación es, ahora más que nunca, fundamental para dinamizar el mercado laboral andaluz ya que multiplica las posibilidades de adquirir un empleo o de conseguir uno de mayor calidad, más adaptado a las habilidades y conocimientos de cada uno.

Por ello, desde la Consejería de Empleo se da un impulso a la formación permanente de los trabajadores. Con una oferta de más de 9.000 cursos gratuitos y una inversión superior a los 300 millones de euros, la Formación Profesional para el Empleo -como se denomina este conjunto de actuaciones- de la Dirección General de Formación de la Consejería pretende llegar a casi 140.000 andaluces desempleados o en activo.

Ha diseñado para ello un completo programa que se pone en marcha durante este año y en el que se engloban 6.392 cursos de formación profesional ocupacional, que beneficiarán a 90.846 desempleados andaluces, y 2.596 acciones de formación continua, dirigida a 38.952 trabajadores en activo. Todos estos cursos dan respuesta a las demandas actuales de las empresas y administraciones. Así los alumnos se preparan para adaptarse a lo que exige el mercado de trabajo. Sectores emergentes como las nuevas tecnologías, informática o telecomunicaciones e, incluso, energías renovables cobran especial relevancia en esta oferta formativa en la que también se encuentran cursos de oficios tradicionales como la jardinería, mecánica, artesanía o la confección.

En las últimas convocatorias, estos cursos han tenido una inserción laboral cercana al 70%. A esta oferta de formación hay que sumar los 2.620 beneficiarios previstos en el programa para autónomos; los 3.130 alumnos que se forman a distancia, y los 1.473 participantes de la red de Consorcios-Escuela que ofrece formación en sectores con elevada demanda del mercado, alcanzando una inserción de casi el 100%.

Colectivos con especial dificultad de encontrar un empleo como los jóvenes o las mujeres cuentan, además, con programas específicos. La Consejería desarrolla, por ejemplo, con la colaboración del Instituto Andaluz de la Mujer, el programa Cualifica, destinado a la formación de mujeres víctimas de la violencia de género, o el programa Mujer Rural.

  • 1