Economía

Emprender rumbo a Silicon Valley

La Fundación Banesto incentiva la formación empresarial y tecnológica de los jóvenes innovadores.

el 08 jul 2011 / 20:18 h.

Saber que el fracaso no es el final es el primer paso para que una pequeña idea se convierta en una empresa. Ésa es la aptitud que la Fundación Banesto quiere transmitir a los participantes de la segunda edición a nivel nacional del programa de formación y asesoramiento de emprendedores Yuzz. Sistemas operativos gratuitos, plataformas de marketing para los bloggers o un portal de transporte de comida para empresas son algunas de las cuarenta propuestas andaluzas que han participado en el proyecto.

El Parque Tecnológico Cartuja 93 en Sevilla y el Parque Tecnológico de Andalucía de Málaga han sido los encargados de formar a estos jóvenes durante los seis meses que ha durado la primera edición de Yuzz en Andalucía. Durante este periodo las master class, el asesoramiento jurídico y financiero y el contacto entre los participantes han dado forma a unos proyectos que, como explica la directora de la Fundación Banesto, Victoria Zuasti, serán los encargados de impulsar la economía española.

El inicio de la aventura empresarial está en Silicon Valley (San Francisco) -una de las recompensas junto a la instalación en los primeros meses de la empresa en los centros donde se ha desarrollado su evolución-. Víctor Martínez, con su sistema operativo gratuito Woos , será uno de los encargados de demostrar que las ideas andaluzas también tienen un futuro en la ciudad que muchos denominan "la meca de la tecnología". Martínez asegura que ganar, además de aportarle un valor añadido, le dará "un empujón a la hora de contactar con los inversores y crear empleo".

Este impulso de las instituciones es lo que más valoran los jóvenes. De hecho, los compañeros de viaje de Martínez, Guillermo Ruiz y Eduardo de Torres, creadores de la red personal Sphiras , donde los miembros comparten y almacenan información con la seguridad de que el espacio está protegido, insisten en que el apoyo de la Fundación Banesto les va a ayudar a "fidelizar y darle credibilidad" a su proyecto.

Pero los participantes no se encuentran solos en su formación. La figura del embajador se hace necesaria durante todo el programa para asesorar a los jóvenes a la hora de desarrollar sus ideas. Por esta labor de cooperación, Héctor Martínez Morell ha sido premiado como mejor Embajador Yuzz a nivel nacional por su difusión y dinamismo en torno al programa.

Este sevillano lleva emprendiendo desde 2007, por lo que destaca que el mayor miedo a la hora de materializar una idea es "el fracaso". "Al no encontrar la liquidez suficiente para montar una empresa la gente no arriesga", sostiene Martínez Morell.

En este sentido, la directora de la Fundación Banesto destaca la importancia "de innovar y confiar en la tecnología en momentos de crisis", puesto que es el momento en el que surgen las oportunidades. "El hecho de que muchas empresas hayan fracasado invita a los jóvenes con ideas a cubrir un servicio que se ha quedado vacío", explica Zuasti.

Aunque el premio es un primer paso, el creador de Woos cree que el problema de España es la poca confianza que se tiene en los soportes tecnológicos. "Cuando se presenta una idea con base tecnológica en España, no sólo hay que convencer al inversor de que tienes un buen modelo de negocio, sino de que los medios son los adecuados", indica Martínez.

  • 1